Energía eólica
Una planta de producción de energía eólica. EP

El Ministerio de Industria, Turismo y Comercio informó este viernes de que ha cerrado sendos acuerdos con las patronales eólica, la Asociación Eólica Empresarial (AEE), y la termosolar, Protermosolovar, para la revisión de los marcos regulatorios de la producción eléctrica con estas tecnologías, que incluyen una reducción del 35% hasta 2013 para las primas de la eólica e impiden el acceso de las plantas termosolares a la opción de mercado más prima durante un año de operación.

Fuentes del sector consultadas por la agencia Efe han afirmado que el ahorro que se conseguirá con este acuerdo se sitúa entre 1.250 y 1.300 millones de euros hasta 2013.

Entre los principales puntos de los acuerdos, se contempla una reducción de un 35% hasta el 1 de enero de 2013 en las primas de la tecnología eólica previstas en el Real Decreto de 2007, así como impedir el acceso de las plantas termosolares a la opción de mercado más prima durante un año de operación, en el que sólo podrán acceder a la tarifa regulada prevista en el Real Decreto de 2007, de menor cuantía.

Límite al número de horas con retribución

Asimismo, se limitará el número de horas con derecho a una retribución sobre el precio del mercado de las plantas eólicas y termosolares, teniendo en cuenta las diferentes tecnologías y lo previsto en el Plan de Energías Renovables 2005-2010 para el cálculo de las rentabilidades de las instalaciones.

El objetivo de este último punto, que según Industria "no compromete la rentabilidad de las instalaciones existentes", es el de garantizar "que las producciones renovables por encima de las esperadas reviertan en beneficio de los consumidores y no comprometan la sostenibilidad económica del sistema".

Asimismo, en los acuerdos se incluye un retraso en la entrada en operación de las plantas termosolares con respecto a la fecha prevista en la ordenación de los proyectos presentados al pre-registro del Real Decreto-ley 6/2009.

Los acuerdos contemplan medidas a corto plazo con el objetivo de reducir el impacto de estas tecnologías sobre los precios de la electricidad, así como medidas alargo plazo, con las que se buscará dotar a estas tecnologías de estabilidad y certidumbre para su desarrollo futuro, explicó Industria.