El Parque Nacional del Teide cuenta con 38 senderos, de los que cuatro están adaptados para visitantes con movilidad reducida. Así, y según informó el Gobierno de Canarias, la red abarca 161 kilómetros que dan cobertura a la casi totalidad de áreas de este espacio protegido de Tenerife de los que 751 metros están adaptados a personas con discapacidad.

El Teide, que fue visitado por 3.052.830 personas en 2009, ocupa el primer puesto en número de visitantes de la Red de Parques Nacionales. "El alto número de personas que acude a este enclave protegido de Tenerife, así como a La Caldera de Taburiente, Garajonay y Timanfaya, demuestra que estos espacios son un recurso turístico estratégico y económico para las Islas, aunque siempre anteponiendo la protección de los mismos", destacó en un comunicado el consejero de Medio Ambiente y Ordenación Territorial del Gobierno de Canarias, Domingo Berriel, quien alude a la puesta en marcha de una variada oferta de actividades dirigida a los ocho mil visitantes que recibe diariamente el Parque Nacional tinerfeño. Entre ellas, destaca la Red de senderos, que comprende 80 caminos, que suman 161 kilómetros, y de los que cuatro están adaptados para personas con movilidad reducida.

La figura de máxima protección es la que rige la ordenación y usos permitidos en el Parque Nacional de Tenerife, que ocupa el quinto puesto nacional en cuanto a su extensión superficial. Su gestión

y la del resto de parques nacionales canarios de manos del Estado al Archipiélago hace siete meses. Este traspaso se ha realizado de forma "eficiente y con todas las garantías", subraya Berriel.

La Consejería autonómica ha intensificado los esfuerzos por establecer mecanismos de protección, conservación y recuperación del importante activo natural que alberga este espacio protegido, además de impulsar iniciativas que favorezcan el mayor conocimiento de los usuarios sobre el Parque Nacional del Teide.

En su objetivo por compaginar el uso público con la conservación, el Parque Nacional ha creado tres centros de visitantes, estando actualmente en pleno funcionamiento el del Portillo, mientras que el de Cañada Blanca está en reformas y el de La Orotava abrirá al público en breve. Además de estas infraestructuras, el área natural cuenta con otros espacios dirigidos a los visitantes, como son las casetas de información del Portillo y Boca Tauce, a los que se sumarán un pequeño museo y el punto de información de Juan Évora.

En el centro de visitantes del Portillo se ofrece información, exposiciones interpretativas y audiovisuales. Todos los edificios están dotados de energías renovables y acceso para discapacitados. Este espacio dispone además de 29 miradores con mesas interpretativas, un jardín botánico accesible a discapacitados donde el personal que trabaja en el Parque ha conseguido aclimatar a más del 80% de la flora del Parque Nacional.

El Gobierno de Canarias, desde la asunción de las competencias de los Parques Nacionales el 1 de enero de 2010, no ha escatimado en esfuerzos porque cuatro estos espacios, junto al resto de 142 áreas naturales repartidas por toda la geografía canaria, se conviertan en un referente para quienes los visitan y en reclamo turístico a salvaguardar, ya que constituyen el principal patrimonio de las Islas.

Red de senderos

Una de las iniciativas que se enmarcan en esta línea de trabajo es la constitución de una Red de senderos en el Parque Nacional del Teide, que se convierte en un recurso fundamental para el conocimiento de las características y particularidades del Parque. Esta Red cuenta con 161 kilómetros y dan cobertura a la práctica totalidad de áreas del espacio protegido.

Del total de 38 senderos que tiene el Parque Nacional, 21 forman la red principal, "a través de la cual se puede penetrar en las zonas fundamentales que aportan un elevado conocimiento de este área protegida", subraya el consejero. Los otros 17 que constituyen la red secundaria se diseñaron para aumentar la cobertura espacial de la red y servir de alternativa y nexo entre los caminos principales.

La señalización al comienzo y al final de la ruta está presente en 35 senderos, mediante paneles informativos en los que se aportan datos sobre la longitud, perfil, dificultad, duración y enlaces, entre otros aspectos. En los otros tres que faltan para completar la red se están realizando actualmente los trabajos de acondicionamiento. El Parque Nacional también cuenta con una red de veinte itinerarios, mediante los que se ejecutan las actividades de educación ambiental dentro del programa Teide para la Didáctica. OBJETIVOS

Domingo Berriel apunta que el Gobierno de Canarias tiene como objetivo ampliar el disfrute de la belleza natural de los Parques Nacionales a las personas con movilidad reducida. Ejemplo de este interés es la consecución en el Parque Nacional del Teide de la accesibilidad universal, a través de la supresión de barreras arquitectónicas en todos sus centros de visitantes y la dotación de los medios técnicos que permitan realizar una visita normalizada de todos los usuarios.

Esta medida se complementa con la adecuación de cuatro caminos del Parque Nacional, que abarcan 751 metros lineales de sendero, para su uso por personas con movilidad reducida. El Parque, dentro de su programa de atención a visitantes con necesidades especiales, ha realizado múltiples experiencias de educación ambiental destinadas a personas con todo tipo de discapacidad.

De hecho, El Teide acoge este fin de semana una nueva gesta protagonizada por un grupo de 21 miembros de la Fundación Global Nature y la Asociación Montaña para Todos, que ascenderán a la cumbre del Parque Nacional con personas con movilidad reducida, contando con la colaboración de guías y guardería y usando como elemento de apoyo unos vehículos de tracción humana denominados joëlette.

"Esta actividad representa un importante paso de integración en las actividades de montaña para las personas con movilidad reducida", apunta el consejero, quien resalta que estas personas, al igual que el resto de visitantes, tienen el privilegio de disfrutar del mayor y más antiguo de los parques canarios. "Su extraordinario paisaje es un monumento geológico de los más espectaculares del mundo, en el que los conos volcánicos y las coladas de lava forman un extraordinario conjunto de colores y formas. No se puede olvidar su gran riqueza biológica, el extraordinario alto porcentaje de especies vegetales endémicas y la importancia en cuanto a número y exclusividad de su fauna invertebrada, lo que le ha llevado a ser considerado Patrimonio Mundial de la Humanidad", resaltÓ Domingo Berriel.