El presidente de la Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ), Javier Lambán, ha criticado este viernes que en Aragón se hayan creado unas administraciones nuevas "perfectamente innecesarias e irrelevantes con el único fin de sustituir a las diputaciones provinciales".

En declaraciones a los medios de comunicación, momentos antes de entregar las Medallas de Oro de Santa Isabel 2010 en Zaragoza, Javier Lambán ha opinado que las Comunidades autónomas están "inmersas en un crecimiento político y administrativo incesante" y tratan "de succionar las competencias, por arriba, del Gobierno de la Nación" y, por otra parte, "de eliminar absolutamente el poder local", para que pase de ser "el tercer pilar del Estado a una competencia más", convirtiendo "a alcaldes y ayuntamientos en simples delegados suyos".

A su juicio, para conseguir ese objetivo primero "tienen que suprimir esa institución que sirve de enganche entre el municipio más pequeño y el Estado", la diputación provincial, y cambiarla "por otra administración distinta de corte puramente autonómico". Así, "una vez desenganchado del tren del Estado el vagón de los ayuntamientos", las Comunidades culminarían "la jugada sometiéndolos a la categoría de simples delegados suyos", ha insistido.

El presidente de la DPZ ha advertido de que "nosotros estamos absolutamente en contra de esa operación de arquitectura política de tendencia nacionalista y defenderemos con uñas y dientes las diputaciones, porque así queremos defender la autonomía municipal, a los municipios, y que en toda España haya una única comunidad política local cuya autonomía garantizan las diputaciones provinciales".

En este sentido, ha incidido en que "tal y como van las cosas la única garantía de que en toda España los derechos ciudadanos estén homogeneizados y se presten en igualdad de condiciones es con esa red municipal fuerte" que lideran las diputaciones provinciales y que las Comunidades autónomas, "y particularmente los partidos nacionalistas y regionalistas, tratan de eliminar por todos los medios".

Por ello, ha instado a las Comunidades autónomas a que "dejen en paz a los ayuntamientos" y permitan al poder local "autoorganizarse a su manera". Siguiendo este camino "del sentido común", las comarcas aragonesas "recuperarán su origen que es el de prestar servicios mancomunados para aquellos ayuntamientos que no tienen el tamaño suficiente para prestarlos por sí solos", mientras que las diputaciones provinciales continuarán desarrollando su función.

"políticos que desconocen el régimen local"

Javier Lambán ha señalado como, además, cuando se está analizando una cuestión "que les interesa a los ayuntamientos, cuando se habla de comarcas o de diputaciones, estamos hablando de cómo organizar la intermunicipalidad a favor de los ayuntamientos", de cómo favorecer la autonomía municipal y de cómo ayudarles "a tener recursos y servicios y a desarrollar su misión constitucional".

Así, ha apreciado que es "curioso" que, en este debate, quienes "intervengan, mangoneen y ejerzan de aprendices de brujos sin consultar con nadie sean determinados políticos autonómicos que desconocen absolutamente el régimen local y que demuestran que cuando hablan de diputaciones y comarcas están atendiendo a otra cosa".

"Si nos atuviéramos a lo que piensan los alcaldes, concejales y ayuntamientos, el debate no tendría razón de ser", ha aseverado, al recalcar que en España y en Aragón "los alcaldes y concejales están satisfechos con las diputaciones provinciales".

Por otra parte, al ser preguntado por la sucesión del presidente del Ejecutivo aragonés, Marcelino Iglesias, y por su posible candidatura a las Cortes de Aragón por Zaragoza, Javier Lambán ha apuntado que "yo nunca he dicho que me vaya a ir a las Cortes", para agregar que "he dicho que igual estoy, además, en las Cortes".

"virtudes cívicas"

El presidente de la DPZ ha entregado esta tarde en la Real Capilla de Santa Isabel de Portugal las Medallas de Oro de Santa Isabel 2010, máximo galardón de la institución provincial con el que se desea resaltar "las virtudes cívicas" de personas y colectivos de la provincia y la Comunidad.

En esta edición, se ha premiado "la solidaridad" de Bomberos Unidos Sin Fronteras, "la investigación y difusión de la cultura" que realiza Rolde de Estudios Aragoneses, y al empresario darocense José Romero y la Asociación de Empresarios Agrícolas de la Margen Derecha del Ebro por su esfuerzo por "mantener viva la economía en el medio rural", una labor que "a veces" es como "producir una especie de milagro"

Asimismo, ha subrayado Lambán, "ya era hora de que Agustín Sánchez Vidal tuviera la Medalla de Santa Isabel, un hombre de letras con más proyección fuera de Aragón, tanto en el terreno de la novela como en el ensayo" y quien "más sabe y a estudiado a Miguel Hernández".

Intenso trabajo por la cultura aragonesa

En declaraciones a los medios de comunicación, el presidente de Rolde de Estudios Aragoneses, Vicente Pinilla, ha expresado su satisfacción por el reconocimiento a este colectivo con más de 30 años de historia y 400 socios que desarrolla "un intenso trabajo por la cultura aragonesa".

Por su parte, Miguel Rubio, de Bomberos Unidos Sin Fronteras, ha agradecido esta distinción porque los miembros de BUSF, al atender a las personas afectadas por graves catástrofes, deben muchas veces "abandonar a sus familias para asistir" a los afectados, una labor que "no tiene precio" y que la institución provincial ha deseado destacar.

El presidente de la Asociación de Empresarios Agrícolas de la Margen Derecha del Ebro, Ángel Luis Lasheras, ha considerado que este premio es "importante" especialmente para un sector del que "nadie se acuerda" y el reconocimiento "reconforta un poco".

Lasheras ha remarcado que sin la agricultura, el sector primario, "nada funciona", para lamentar que "nunca ha estado apoyado" y agradecer a la Diputación de Zaragoza "que se hayan acordado de nosotros, que somos el patito feo".

El empresario darocense José Romero Lozano ha afirmado que "es un orgullo muy grande" recibir la Medalla de Oro de Santa Isabel, un premio que también obtuvo su padre Manuel Romero Marqués, en 1975. El empresario ha indicado que, en su carrera, ha seguido "el camino de mi padre. Ha sido fácil seguir su sendero y estoy muy satisfecho por esta distinción que me ha emocionado".

Por último, Agustín Sánchez Vidal ha valorado que, en su caso, la Diputación de Zaragoza ha demostrado "su sensibilidad hacia la cultura" y "en un momento en que atravieso un quiebro de mi vida profesional", al abandonar su labor docente en la universidad tras más de 40 años, la distinción "es un gran estímulo" en esta etapa que dedicará a escribir.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.