El grupo de casi 50 parados jerezanos de la Plataforma de Parados que permanecía encerrado en una iglesia de Jerez de la Frontera (Cádiz) para pedir un trabajo ha dado este viernes por finalizada su protesta tras 18 días, alegando "motivos personales" al considerar que ha llegado el momento de regresar a sus hogares y cuidar de sus familias.

En declaraciones a Europa Press, el presidente de la Plataforma de Parados, Juan Pedro Marín, ha indicado que después de casi tres semanas de encierro, la salud de muchos compañeros "se estaba resintiendo" y ha añadido que después del tiempo transcurrido "tenemos que hacer frente a nuestras responsabilidades familiares".

No obstante, ha lamentado que ningún miembro del gobierno municipal se haya "dignado" a visitarles para interesarse por su situación y, según ha dicho, el colectivo no descarta futuras movilizaciones.

Finalmente, ha lanzado un mensaje de agradecimiento para los franciscanos de la iglesia en la que han permanecido encerrados, "por no ponernos ningún impedimento" y ser "todo ayuda" a lo largo de estos 18 días.

Consulta aquí más noticias de Cádiz.