La responsable del PSdeG en materia de Justicia, Beatriz Sestayo, ha censurado la "falta de colaboración" con la Justicia del conselleiro de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas, Agustín Hernández, quien declaró como imputado ante el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia, pero se negó a responder a la veintena de preguntas que le formuló el abogado de los socialistas, impulsores de la querella por un supuesto delito de falsedad en documento oficial.

"No sólo no colaboró con la Justicia, sino que más bien la obstruyó al no contestarle a la acusación", ha recriminado Sestayo, quien ha acusado al conselleiro de "mentir y falsear la realidad" porque, al salir de su declaración, dijo a los medios que había respondido a las preguntas "del magistrado, fiscal y acusación".

En el acta de la declaración, a la que tuvo acceso Europa Press, figura que el conselleiro se acogió "a su derecho de no contestar" a las preguntas de la parte querellante, que le demandó explicaciones acerca de su puesto en Sercoysa, la empresa adjudicataria de la obra en cuestión, y a la que Hernández estuvo vinculado laboralmente desde agosto de 2005 a marzo de 2006, como hoy mismo ratificó.

El abogado de la parte demandante también se había interesado, entre otras cuestiones, por el "incumplimiento de las obligaciones de aval (15 días a continuación del contrato)", así como por "el retraso de casi dos años del replanteo que debería haber sido en un mes", según la Ley de Contratos del Estado. No obstante, Hernández se mantuvo "en su deseo de no responder a ninguna de las preguntas formuladas".

Tampoco obtuvo respuesta el abogado del PSdeG a la pregunta de "si como director de infraestructuras intervino, aunque sea dando un mero conforme, en cualquier otra obra de Sercoysa". "¿Qué tiene que ocultar Hernández para no responder a las preguntas de los abogados de la acusación?", se preguntó la diputada socialista.

"cobardía política"

Sestayo tachó de "cobardía política" que el conselleiro "optase por excusarse en los técnicos", pese a que, "quien certificó una obra que no estaba finalizada a una empresa en la que tenía intereses, como Sercoysa, fue Hernández". En su intervención, el conselleiro afirmó que entre sus funciones "no estaba la de certificar las obras", sino que es una misión de "los ingenieros técnicos".

Asimismo, en el acta de su declaración figura que explicó que, mientras fue director de Infraestructuras de la Diputación de Pontevedra, entre enero de 2008 y abril de 2009, "tenía la labor de supervisión, ya que la red es muy amplia y cada zona tenía su responsable", de modo que él "no entraba dentro de los asuntos concretos de cada zona". Al respecto, agregó que "era el encargado de la gestión y que tenía responsables para cada red".

El PSdeG se preguntó "¿dónde quedó la pretendida ética de Feijóo y su Gobierno?" al mantener en su cargo a un conselleiro imputado y denunció que "ampara su falta de colaboración en el esclarecimiento de unos hechos constitutivos de delito".

En el acta de su testimonio, el conselleiro respondió que tuvo conocimiento de los hechos en mayo de 2009 —cuando el PSdeG interpuso la querella— y que entonces preguntó a los colaboradores de la Diputación de Pontevedra, quienes le informaron de lo acontecido.

Sostiene que no intervino en la obra

A preguntas del fiscal, el conselleiro reconoció una copia de su visado y que "con ella el expediente se remite a intervención para su posterior pago", pero argumentó que cuando estampó su firma "no examinó" la certificación. Así, incidió en que "no intervino para nada en la obra" y aseguró que se enteró de la situación de la variante de Lira por la querella del PSdeG "y por el seguimiento que se hizo del tema".

El fiscal mostró unas fotos de la obra, ante las cuales Hernández indicó desconocer si ese era el estado real de los trabajos en el momento en que firmó el visado, pero agregó que por las imágenes podría tratarse de la fase de movimiento de tierras, aunque no lo sabría decir "con exactitud".

Consulta aquí más noticias de A Coruña.