La consejera de Salud y Consumo del Gobierno de Aragón, Luisa María Noeno, y el director general de Caja Rural de Teruel, José Antonio Pérez Cebrián, han firmado un protocolo por el que esta caja se convierte en la primera entidad financiera de Aragón en adherirse a la Junta Arbitral de Consumo.

Este sistema trabaja en la resolución de conflictos por vía extrajudicial, es decir, sin la necesidad de acudir a los tribunales de Justicia. Noeno ha afirmado en rueda de prensa es bueno que los consumidores tengan información "clara y precisa" sobre sus derechos porque cada vez es más abundante la normativa que "protege a los consumidores".

Además, Noeno ha felicitado a Caja Rural de Teruel porque "con su incorporación a la Junta Arbitral de Consumo demuestra un gran interés por sus clientes, sobre todo en momentos complicados como los que vivimos ahora".

La consejera ha invitado al resto de entidades bancarias para que se adhieran al Sistema Arbitral de Consumo y ha precisado que quizá no se han animado hasta ahora porque "no se lo han planteado, porque no se ven como una empresa normal".

El director de Caja Rural, José Antonio Pérez Cebrián, ha explicado que a su entidad le interesa estar en el sistema de arbitraje porque, además de todos los mecanismos para atender las quejas de los usuarios, este sistema "nos parece positivo" ya que "todo lo que suponga sacar fuera de los juzgados los conflictos que hay entre partes supone ahorro y rapidez".

Pérez Cebrián está convencido de que "quizá haya más quejas porque hasta ahora mucha gente no sabe a dónde acudir". A pesar de esto, está satisfecho porque considera que es bueno "todo que suponga más transparencia".

En este sentido, ha destacado que a pesar de "la multitud" de productos que ofrece Caja Rural, tan sólo han recibido tres quejas —por los cauces establecidos hasta ahora— en lo que va de año, seis el año pasado y entre tres y cuatro en 2008, en "temas menores". Asimismo, ha señalado que "las quejas nos ayudas a mejorar" y que quieren "saber cómo funcionan las oficinas".

Por otro lado, Pérez Cebrián ha opinado que en época de crisis hay más quejas, por la desconfianza que tienen los usuarios hacia las entidades bancarias, pero está convencido de que ese sentimiento desaparecerá cuando pase la crisis. SELLO

La firma de este acuerdo contempla la incorporación al Sistema Arbitral de Consumo de las 75 oficinas que Caja Rural de Teruel tiene en 68 municipios aragoneses. A partir de ahora, todas las oficinas de Caja Rural de Teruel contarán con el sello oficial de la adhesión.

La Junta Arbitral de Consumo de Aragón cuenta con un censo con más de 3.000 establecimientos, profesionales y empresas adheridas que ofrecen a sus clientes la garantía del arbitraje de Consumo ante posibles disconformidades que pudieran surgir en la venta de bienes o prestación de servicios.

Por eso, el logotipo de Adhesión al Sistema Arbitral de Consumo está reconocido como un símbolo de calidad en el comercio y los servicios, ha explicado el Gobierno de Aragón en un comunicado.

La solicitud de arbitraje se formaliza personalmente o a través de las asociaciones de consumidores y usuarios. Para cada caso, se designa un colegio arbitral que está compuesto por un árbitro representante de las organizaciones de consumidores y usuarios, y un árbitro representante del sector implicado.

Consulta aquí más noticias de Teruel.