El vicepresidente de la Federación Interpeñas de Teruel, Eliseo Giménez, ha confiado este viernes en que la crisis económica no repercuta demasiado en las Fiestas del Ángel, que comienzan esta tarde con el pregón y el encendido de la traca.

Giménez ha dicho que, "de momento no se está notando la crisis", al menos en el número de socios de las peñas. Aunque también ha señalado que "supongo que después se notará en lo que se gasta la gente".

Además, es el presidente de la Peña El Despiste, los encargados de poner y quitar el pañuelo este año. Giménez ha reconocido que "esta Vaquilla es más especial para nosotros" porque "ésta es la segunda vez que lo ponemos, y de eso hace ya 17 años". Esta peña está compuesta por 370 socios y algo más de 100 niños.

Según ha dicho, todavía no han pensado si harán algo especial para la tarde del sábado, 10 de julio, para celebrar que sus compañeros de peña, José Manuel Fuertes y Francisco Aparicio ponen el pañuelo.

Teruel cuenta con 19 peñas, este año es una más después de que Ultramarinos se haya integrado en Interpeñas. Sus locales, unas carpas, se colocan a lo largo de todo el centro histórico y en ellas los peñistas comen y cenan, además están abiertas casi todo el día, y para todo el público, para animar con conciertos, discomóviles y charangas los días de La Vaquilla.

En total, cerca de 8.500 peñistas que pertenecen a las peñas 'El Agüelo', 'El Ajo', 'Los Bohemios', 'La Botera', 'El Campanico', 'Los Chachos', 'El Chasco', 'El Despadre', 'El Despiste', 'El Disfrute', 'El Disloque', 'Los Marinos', 'Nos an soltao', 'El Puchero', 'Los que faltaban', 'Los Sordos', 'El Trago', 'La Unión' y 'Ultramarinos'.

Consulta aquí más noticias de Teruel.