Las delegaciones sindicales de UGT y CCOO en Málaga, la Confederación de Empresarios de Málaga, el secretario general del PSOE de Málaga, Miguel Ángel Heredia, y el alcalde de la capital, Francisco de la Torre, valoraron hoy el descenso del desempleo en la provincia en 8.201 trabajadores desde el mes de marzo —un 4,62 por ciento menos—, por tercer mes consecutivo, aunque matizaron la necesidad de ser "moderados" por la época vacacional.

El secretario general del PSOE Málaga subrayó hoy que a pesar de que "Málaga arroja los mejores resultados de Andalucía durante el mes de junio", los datos deben ser recogidos "con moderado optimismo" ya que, según precisó, "significan un alentador cambio de tendencia y que el mercado laboral se está estabilizando".

En el mismo sentido, el alcalde de Málaga se mostró positivo por los últimos datos del paro y aseguró que "es normal que de cara al verano descienda el número de desempleados".

De esta forma, Heredia señaló que "los principales motores económicos están volviendo a funcionar", lo que debería animar a la iniciativa privada "a invertir y a volver a la senda deseable de recuperación". Asimismo, consideró que "la destrucción de empleo se está frenando progresivamente", por lo que "es el momento de trabajar para el despegue definitivo", según informó un comunicado.

Los planes "anticrisis" impulsados por el Gobierno central y la Junta de Andalucía han desempeñado, según el líder socialista, un papel "clave" en todo este proceso. En este sentido, manifestó que "las dos ediciones del Plan Zapatero y Proteja han supuesto, y seguirán haciéndolo, un gran colchón para amortiguar el impacto de la crisis".

SINDICATOS

Por su parte, el secretario general de CCOO, Antonio Herrera, informó a Europa Press de que hay que considerar el descenso "desde una perspectiva coyuntural propia del periodo estival". "Presumimos que seguirá bajando en julio y agosto, pero habrá una caída enormemente importante en otoño, porque hablamos del mismo modelo productivo", explicó.

Asimismo, precisó que, respecto a junio de 2009, el paro ha aumentado en más de 17.500 personas —un 11,2 por ciento—, aunque "con menos intensidad". De esta forma, manifestó que "no hay perspectiva de crecimiento económico", a consecuencia del mantenimiento del mismo modelo productivo que causó la crisis. "Estaremos condenados a no salir de la crisis a partir de otoño", concluyó.

En este sentido, la secretaria de Empleo y Acción Sindical de UGT Málaga, María Auxiliadora Jiménez, se refirió a este modelo como "un debate que se ha dejado al margen por los intereses económicos y empresariales motivados por la reforma laboral".

Respecto a la reforma, consideró que "no va a servir para crear empleo sino para destruirlo", por lo que hizo hincapié en que "va a incidir de manera muy negativa en el consumo, que es clave para el crecimiento económico en nuestra provincia". Así, destacó que, pese a haber bajado el desempleo, hay 17.543 parados más que hace un año, por lo que el descenso en junio supone un 1,97 por ciento menos que en mayo, según informó la organización sindical en un comunicado.

Por sectores, la secretaria de Empleo y Acción Sindical de UGT indicó que, frente al descenso experimentado en la construcción —1.011 personas—, servicios —2.491— e industria —287—, el paro se ha incrementado en agricultura y en 'Sin Empleo Anterior', con casi 400 desempleados más que el pasado mes.

De esta forma, indicó que es "tradicional" que el paro descienda durante periodo estival ya que, según explicó, "la economía en nuestra provincia está muy focalizada hacia el sector servicios y, dentro de éste, en la hostelería. Por este motivo, consideró que se trata de una bajada "coyuntural", por lo que en septiembre "las contrataciones volverán a descender, como ocurre tradicionalmente". EMPRESARIOS

Por su parte, la Confederación de Empresarios de Málaga (CEM) consideró que "el descenso del número de parados, a pesar de constituir un alivio para las familias malagueñas, sólo podrá responder a una tendencia estable si se toman las medidas necesarias para fomentar la dinamización del mercado laboral".

En este sentido, según informó la CEM en un comunicado, aboga por la necesidad de adoptar medidas vinculadas a la mejora de la competitividad de la economía y a la reducción del gasto público, así como de facilitar el acceso a la financiación de las pequeñas y medianas empresas (pymes) y autónomos, y de una reforma "más ambiciosa" del mercado de trabajo.

Consulta aquí más noticias de Málaga.