El Ministerio de Fomento, a través de la Dirección General de la Marina Mercante y Salvamento Marítimo, ha puesto en marcha la campaña de seguridad para la náutica de recreo 2010, que en Granada va dirigida a los tripulantes de las más de 4.600 embarcaciones de recreo de la provincia que figuran en el Registro de Buques de Motril, flota que aumenta en número sobre todo en los meses estivales.

La campaña, presentada este viernes en el Club Naútico por el subdelegado del Gobierno en Granada, Antonio Cruz y el capitán marítimo de Granada, José Alberto García, incluye recomendaciones e información útil para evitar situaciones que pueden terminar en emergencias, y sus objetivos son aumentar la seguridad en la práctica de los deportes náuticos, asegurar el regreso sin incidentes de quienes salen a la mar, lograr que el bañista y el entorno sean respetados y disfrutar del ocio cuidando el medio ambiente marino como bien público.

Se basa en la difusión de dos guías acompañadas por dos tarjetones y un autoadhesivo. El material gráfico se distribuye gratuitamente a lo largo del litoral español y está disponible en las Capitanías Marítimas, Distritos Marítimos y Centros de Coordinación de Salvamento Marítimo.

Según los datos hechos públicos hoy, durante el pasado año 2009, el 25 por ciento de las emergencias atendidas por el Centro de Salvamento Marítimo en la provincia estaban relacionadas con embarcaciones de recreo, si bien el porcentaje ha disminuido significativamente respecto a los registrados en 2008 (32,8 por ciento). La media nacional es del 50 por ciento por lo que el litoral granadino tiene la mitad de incidentes que el resto de costas. García destacó que sin dejar de ser un dato importante este descenso, hay que seguir trabajando.

El número de embarcaciones de recreo matriculadas en Granada es de 4.623. La relevancia de las embarcaciones de recreo en el total de emergencias es indiscutible, ya que de los 36 buques que fueron asistidos por las embarcaciones de Salvamento en la provincia de Granada en 2009, 14 fueron embarcaciones de recreo (39 por ciento), dos buques mercantes (seis por ciento), un pesquero (tres por ciento) y 19 fueron a pateras (53 por ciento).

Durante el verano de 2009, Salvamento Marítimo atendió un total de seis emergencias relacionadas con embarcaciones de recreo, lo que representa el 43 por ciento del total del año.

Las causas de las emergencias en las embarcaciones de recreo relacionadas con el salvamento marítimo en la provincia son, fundamentalmente, buque a la deriva por fallo motor propulsor (ocho), varada (una), equipo eléctrico (una), hombre al agua (una) o sin visibilidad por niebla (tres).

Muchas de estas emergencias podrían evitarse con un buen mantenimiento de equipos y embarcaciones, la previsión de realizar las comprobaciones de seguridad antes de partir y analizar detalladamente los contenidos de la Campaña de Seguridad para la Náutica de Recreo-Verano 2010.

Consulta aquí más noticias de Granada.