El ex alcalde de Motril (Granada) y anterior delegado provincial de Empleo de la Junta de Andalucía en Granada, Luis Rubiales, ha anunciado este viernes que abandonará las filas socialistas junto con otro grupo de militantes por "discrepancias" con la ejecutiva provincial y federal, justificando su baja además en la situación que vive el partido en Motril, donde se constituyó una gestora.

En rueda de prensa, explicó que su enfrentamiento con la ejecutiva provincial viene de largo, puesto que ya en 2003, según Rubiales, "desde Granada" se le impidió presentarse a la reelección como alcalde de Motril "pese a que las encuestas nos daban mayoría absoluta". Durante cinco años ha estado sin militancia activa en Motril "para que nadie pensara que yo buscaba dañar el partido". En ese periodo el partido ha perdido en dos ocasiones las municipales. En los últimos comicios Pedro Álvarez dimitió y Manuel García Albarral se convirtió en portavoz del grupo municipal.

Por otra parte, el ex delegado informó de que las personas que no se sienten representadas por la gestora del PSOE en Motril van a crear una plataforma reflexiva. "Como no podemos ayudar porque no nos deja el PSOE, no queremos ser militantes de tercera", dijo.

Así, según explicó, aunque en una asamblea abierta celebrada este jueves se planteó el tema de crear un partido político, por ahora se ha decidido crear esta plataforma de estudio y reflexión política y "después se decidirá qué paso se da porque política se puede hacer de muchas maneras".

Tras seis años apartado de la militancia local, Rubiales consideró que era necesario volver a retomar la actividad, y su primera acción fue "pedir unidad al partido". Entonces, en enero de 2010 "viendo que el partido estaba roto y las encuestas vaticinaban un derrumbe del partido en las próximas elecciones" se decidió a presentar una moción de censura. La moción no prosperó pero Rubiales se ofreció a la ejecutiva local para "dialogar".

En febrero pidió una investigación a la ejecutiva regional, porque la provincial "se llevó las actas de la moción de censura y dijo que no nos la podía mostrar porque se había destruido".

La llegada de Teresa Jiménez a la ejecutiva provincial "la vivimos con esperanza pero la situación es similar que con Álvarez de la Chica", según Rubiales, que consideró que "los problemas no eran las personas sino la estructura". En mayo Rubiales se reunió con Jiménez en Granada y le expuso "la hoja de ruta para solucionar la situación del partido en Motril".

La primera propuesta del ex alcalde motrileño fue "quitar la gestora y crear un congreso extraordinario" para concurrir en unidad a las elecciones del 22 de mayo de 2011. Rubiales se ofreció a negociar con García Albarral "una solución de consenso" y admitió que no quiere volver a tener representación sino "ayudar al partido". Según Rubiales, Teresa Jiménez le dijo que él no era la solución del PSOE de Motril "porque hay muchas formas de estar en la ejecutiva sin estar". Rubiales lamentó que tampoco confíe la ejecutiva provincial en las personas que han estado ligadas a él durante su mandato.

Rubiales incidió en que tiene el apoyo de María Teresa Fernández Cordero, ex alcaldesa de Torrenueva y la actual edil del PSOE en Motril Pilar Mingorance, el secretario comarcal de UGT, José López Cañete, entre otras personas que han pertenecido a la asamblea local del PSOE.

Consulta aquí más noticias de Granada.