La Inspección Pesquera de la Junta de Andalucía ha abierto durante el primer semestre del año un total de 225 expedientes por el marisqueo ilegal de coquina en la provincia de Huelva, en la mayoría de los casos por carecer de la licencia correspondiente.

Según los datos facilitados a Europa Press por la delegada de Agricultura y Pesca de la Junta en Huelva, Esperanza Cortés, los expedientes se deben a la carencia de licencia o por la captura de especies con el tamaño inferior al reglamentario, pero "éste es el menor de los casos ya que son pocos los que cogen inmaduros".

Asimismo, la delegada ha asegurado que "se están abriendo expedientes sancionadores todos los días" contra los mariscadores ilegales, no obstante dejó claro que la venta ambulante del marisco es "competencia municipal" y por ello solicitó "la colaboración" de los ayuntamientos para controlarla.

"Si se cierra la puerta a la venta ambulante, se cierra la venta también al marisqueo ilegal", ha remarcado Cortés, que recordó que las sanciones por este incumplimiento pueden oscilar entre los 301 y los 60.000 euros para las personas que capturen bivalvos sin autorización.

Por otro lado, ha agradecido la labor realizada por la Policía Autonómica y la Guardia Civil que junto a los servicios de Inspección Pesquera "velan para evitar el marisqueo ilegal y así se cumplan las vedas, los horarios". En estos momentos la única zona cerrada al marisqueo de coquina por altos niveles de toxinas DSP es "la comprendida desde la playa de Mazagón hasta la Torre del Loro".

Consulta aquí más noticias de Huelva.