El Consejo de Ministros, a propuesta del ministro de Justicia, Francisco Caamaño, ha aprobado este viernes un proyecto de real decreto por el que se fija en 85 el número máximo de fiscales decanos de secciones especializadas y se establece su distribución en todo el territorio nacional. En el caso de Cantabria, se creará una plaza.

La figura del fiscal decano, cuya función es la de dirigir las secciones especializadas creadas dentro de las fiscalías que lo precisen para su correcto funcionamiento, teniendo en cuenta el tamaño de las mismas, posibilita la especialización del Ministerio Público que exige la creciente complejidad del trabajo, según ha informado Justicia.

Además, el trabajo de estos fiscales decanos, que serán elegidos entre aquéllos que ocupen plaza de coordinación —salvo supuestos excepcionales debidamente justificados que no podrán exceder del 10 por ciento— permitirá una mejor organización y coordinación de los fiscales que se encargan de las distintas especialidades con que cuentan las fiscalías, como son violencia de género, menores, medioambiente, siniestralidad laboral, seguridad vial o extranjería.

Con esta norma se culmina y completa la organización del Ministerio Fiscal y se contribuye decisivamente a la especialización del Ministerio Público, mejorando su capacidad para asumir las tareas que, en defensa de la legalidad y de los derechos de los ciudadanos, puedan encomendarle futuras reformas legislativas en materia de investigación criminal.

Por comunidades, 18 irán a Andalucía; uno a Aragón; uno a Asturias; siete a Canarias; uno a Cantabria; dos a Castilla y León; 12 a Cataluña; cuatro a Galicia; dos a las Islas Baleares; 17 a Madrid; dos a Murcia; uno al País Vasco y 17 a la Comunidad Valenciana.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.