Nueva Canarias (NC) considera "alarmante y preocupante" que en los primeros seis meses de 2010 la suma de empleos netos que se han perdido, que se calcula por el número de bajas en el Sistema de la Seguridad Social, alcanza la cifra de 24.170 personas.

El pasado junio el archipiélago encadenó el quinto mes consecutivo de lo que es una "pérdida continúa y acelerada" de trabajadores que dejan de cotizar en la caja común con 2.405 bajas, según los datos del Ministerio de Trabajo, en los que también se descubre que las islas van "a la contra" del resto del Estado donde las altas en la Seguridad Social han subido desde el comienzo del año, informa la formación nacionalista en un comunicado.

Así, sostiene que "es evidente que existe un desfase" entre los registrados en las bases del INEM, que sólo ha aumentado en 57 parados, y estos datos, "pero la explicación está en que puede estarse dando un incremento de la economía sumergida en el mercado laboral y la emigración de trabajadores a otras comunidades en busca de empleo".

"discurso propagandístico" de rivero

En opinión de NC, "mes a mes los datos del paro y de afiliados a la Seguridad Social descubren el discurso propagandista del presidente del Gobierno canario y de su consejero de Empleo, Paulino Rivero y Jorge Rodríguez respectivamente, que aseguran que se crearán 80.000 nuevos empleos hasta mayo de 2011".

"La credibilidad del Ejecutivo autonómico ha tocado fondo pero la demagogia, la irresponsabilidad y las ocurrencias de su presidente no conocen límites", indica NC y añade que terminará la legislatura y Rivero "no será capaz de citar una sola medida adoptada que haya generado un solo puesto de trabajo que no sea en la función pública".

Así la organización nacionalista le insta a que "deje las ocurrencias a un lado y se centre en frenar de alguna manera la escalada del paro, aplicando la única receta que es de manual que consiste en contener el gasto superfluo, como el que supone la creación de la Policía Canaria, y generar actividad económica incrementando la inversión pública productiva".

En este sentido, NC aconseja al presidente canario que destine los 70 millones de euros que el Estado no retendrá al archipiélago por el extinto Impuesto de Tráfico de Empresas (ITE) a crear un plan Feile canario en vez de dedicarlo a abonar el 100% de los gastos de Seguridad Social a los empresarios que realicen nuevos contratos, ya que "nadie va a contratar a trabajadores que no necesita, puesto que no se incrementa la actividad económica", remarcó.

Consulta aquí más noticias de Las Palmas.