El presidente de la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE), Francisco Pons, y la secretaria general de Infraestructuras del Ministerio de Fomento, Inmaculada Rodríguez Piñero, han instado este viernes a las empresas de obra pública de la Comunitat Valenciana a hacerse "más fuertes" para "dejar de ser locales" y "poder entrar en los planes de colaboración público-privada al máximo nivel".

En declaraciones a los medios de comunicación en Valencia antes de celebrar un almuerzo de trabajo, ambos han hecho hincapié en la necesidad de que las compañías valencianas del sector de obra pública ganen peso para poder ser competitivas en proyectos más ambiciosos dentro y fuera de la Comunitat Valenciana y de España.

Rodríguez Piñero ha abogado por que las "magníficas empresas de obra civil valencianas" adquieran la "fortaleza financiera" necesaria para "poder entrar en los planes de colaboración público-privada al máximo nivel porque, además, va a ser la plataforma para la internacionalización de las empresas".

Así, ha recalcado que "tienen que adaptarse a unas circunstancias nuevas donde el régimen concesional va a adquirir progresivamente un mayor protagonismo", lo que "requiere dimensión, musculatura financiera y la plataforma para saltar fuera de España como ya lo han hecho otras empresas españolas y ahora les toca el turno a las valencianas".

Pons ha coincidido en que esas empresas son "fuertes" pero "tienen que ser más importantes", mediante "ampliaciones de capital, fusiones" o los mecanismos que decidan, ya que "ahora se ha hecho más compleja la obra pública y no solamente se trata de construir, sino de además de financiar" y "hacen falta entes más potentes".

"Vamos a invitar también a los empresarios de AVE a que estudien la manera de crear empresas más fuertes y que puedan ser interlocutores del Ministerio para proyectos de relevancia, no solamente en la Comunitat Valenciana, sino en toda España y también fuera de España", ha recalcado Pons.

La comunitat "debe dar un salto"

En este sentido, ha defendido que "la Comunitat Valenciana debe de dar un salto". "Debemos dejar de ser locales y movernos a otro estadio, un estadio que es, al menos, para poder competir con las grandes empresas de este sector de Madrid y del extranjero. Hay que dar un salto, de la misma manera que Bancaja y CAM han dado saltos, aquí hay que dar saltos también", ha sentenciado.

El presidente de AVE también ha incidido en la importancia del Corredor Mediterráneo de mercancías y de personas, que constituye "una parte sustantiva de la estrategia para el desarrollo de la Comunitat Valenciana", relevancia que ratificó Rodríguez Piñero.

La representante del Ministerio ha confirmado el apoyo del departamento de José Blanco a este proyecto que consideran "prioritario" y ha asegurado que seguirán "trabajando para conseguir que sea así definido por la Unión Europea", ya que "desde siempre ha sido una prioridad para la Comunitat" y "para España" porque "el Eje Mediterráneo representa un 40 por ciento del PIB de España y además es la conexión donde hay el mayor tráfico y el mayor intercambio comercial con la UE".

"Vamos a seguir trabajando por el Corredor contemos o no con los recursos comunitarios y, desde luego, trabajaremos hasta el último aliento por conseguir esos recursos", ha subrayado.

Rodríguez Piñero ha lamentado, en este sentido, que "la pena fue que en 2003 no se reconociera esta prioridad siendo una ministra del Gobierno 'popular' la comisaria de Transportes" porque "eso lógicamente dificulta las cosas" al estar ahora "en un contexto muy diferente, con una comunidad mucho más competitiva que se ha ampliado a 27 miembros".

En cualquier caso, ha insistido en "la prioridad que es para el Gobierno de España este Corredor" y ha defendido que "el Gobierno de España ya ha hecho la apuesta por el Corredor Mediterráneo y lleva ya mucho dinero invertido en este corredor", al que dedicó "1.700 millones de euros" en los presupuestos de 2010.

Consulta aquí más noticias de Valencia.