UGT ha criticado hoy que la "falta de recursos humanos" de los juzgados de Palma haya provocado la suspensión del juicio por despido a 180 trabajadores de la Clínica Bellver y la residencia Es Vida, que debía celebrarse hoy.

El sindicato ha lamentado en un comunicado que la "falta de medios" de la Justicia haya afectado a unos trabajadores que, incluso antes de ser despedidos, llevaban más de cinco meses sin cobrar sus salarios. Además, ha explicado que en el juicio se tenían que fijar sus indemnizaciones por despido y los salarios no percibidos.

Además, UGT ha recordado que la gestión del grupo Uco-Piqalba Properties, a la que pertenecen la Clínica Bellver y la residencia Es Vida, fue calificada por los afectados de "terrorismo empresarial", tanto por las "mínimas garantías de calidad asistencial" como por el "cierre a traición" de las instalaciones y por la forma en que se produjeron los despidos, sin comunicación expresa al personal.

Así, ha criticado la suspensión de hoy y, además, se ha preguntado qué pasará cuando la falta de personal afecte más duramente a los juzgados que tramitan ejecuciones penales. Por ello, ha exigido a la administración pública que dé marcha atrás en su política de reducción de personal, puesto que "perjudica a los intereses generales de la ciudadanía".