La Consejería de Medio Ambiente del Cabildo de Gran Canaria ha celebrado hoy el "éxito" del programa de cría en cautividad del pinzón azul con el nacimiento de once ejemplares desde el pasado mes de mayo, cuando comenzó la temporada de cría de esta especie.

A estos once nacimientos habría que sumar otros cuatro en los próximos días, según estimaciones del personal del Centro de Cría en Cautividad del Pinzón Azul del Cabildo de Gran Canaria, informa la corporación insular en un comunicado.

La institución tiene previsto ejecutar una suelta blanda, en oleadas, de los pollos que han nacido recientemente en cautividad a partir del próximo mes de agosto y hasta octubre, con el fin de reintroducirlos en la naturaleza.

Es la primera vez que el Cabildo realiza este tipo de suelta blanda, es decir, los ejemplares no se dejarán directamente en la naturaleza, sino que se ha construido un jaulón de aclimatación con dos torres de cuatro metros de altura cada uno, que se ubicará en la Cumbre, donde permanecerán por un tiempo hasta que se adapten al medio.

Extensión de la especie

El pinzón azul de Gran Canaria está demostrando no sólo su gran capacidad reproductora en cautividad, sino también su adaptación al medio, pues si antes del gran incendio de 2007 sólo ocupaban los Pinares de Inagua, Ojeda y Pajonales, ahora la especie ha ampliado su hábitat distribuyéndose por la Cumbre y el Pinar de Tamadaba.

Así, ejemplares marcados por el Cabildo de Gran Canaria en Inagua, se han detectado en la Cumbre y viceversa, extendiéndose por todos los pinares de la isla.

La Consejería de Medio Ambiente confía en detectar y marcar ejemplares nuevos durante la próxima temporada que comenzará la próxima semana.

Consulta aquí más noticias de Las Palmas.