El presidente de la Asociación de Hosteleros de Teruel, Fernando Cánovas, ha indicado que la ocupación hotelera durante las Fiestas de La Vaquilla es buena, de forma que "nos salva" el resto del mes.

Cánovas ha asegurado que para el sábado de La Vaquilla, el 10 de julio, "los hoteles de la ciudad están prácticamente llenos. Aún queda alguna habitación en hoteles de las afueras". También se nota en el consumo que "es un respiro para los hosteleros".

Por otro lado, Cánovas ha reconocido que para este verano "tenemos pocas reservas" porque, "últimamente, los turistas las hacen muy a última hora". Por eso, ha señalado que "todavía no podemos hacer previsiones" de cómo va a ser el verano en materia de turismo.

Según ha dicho, al margen de la ocupación durante La Vaquilla, gosto es un buen mes para Teruel, también septiembre, sobre todo la primera quincena. En cambio, en julio "ha ido bajando, año tras año, el número de turistas", ha apuntado el presidente de la asociación.

El sector confía en que la afluencia de turistas sea buena este verano porque "los precios han bajado un 30 por ciento". Respecto a la subida del IVA, ha comentado que "en general lo asumirán los hosteleros".

Cánovas ha comentado que "es un incógnita lo que pueda pasar este verano". Y es que, ha recordado que aunque se incrementa el número de visitantes que llegan a Teruel, "gastan menos, la gente prefiere un bocadillo a un restaurante, pero es la tónica general. Para salir de esa situación, sólo queda, "echarle imaginación al asunto".

Consulta aquí más noticias de Teruel.