La Tarjeta de Transporte de Cantabria es ya válida para viajar por toda la red de vía estrecha de Feve en la Comunidad Autónoma, al haberse completado su adaptación y uso a la totalidad de las estaciones y apeaderos. La integración se suma a los sistemas de accesos y máquinas autoventa que adaptó Feve en febrero en el tramo Santander-Astillero y el pasado 13 de mayo hasta Liérganes.

El proceso de integración de esta red en la nueva tarjeta, a la que se han adherido otras compañías de transporte por carretera (toda la red de compañías de autobuses concesionarias regionales, además de los servicios urbanos de Laredo, Santa Cruz de Bezana y Camargo), más la de marítimo interior por la Bahía de Santander, se ha materializado esta mañana en la estación de Feve en Torrelavega, con asistencia de la alcaldesa, Blanca Rosa Gómez Morante; el director general y de operaciones de Feve, Amador Robles; y el consejero de Industria y Desarrollo Tecnológico, Juan José Sota.

Sota ha agradecido la colaboración del Ayuntamiento de Torrelavega por "sus actuaciones en el transporte de viajeros" y ha destacado el "esfuerzo" hecho por Feve, ya que la Tarjeta sin Contacto constituye el instrumento sobre el que "pivota" la idea de intermodalidad en el transporte público de viajeros en Cantabria, que es a su vez el "eje estratégico fundamental" de las políticas que desde el Ejecutivo cántabro se están impulsando en la materia.

En este sentido, ha señalado que para la puesta en funcionamiento de la tarjeta en Feve el Gobierno de Cantabria ha aportado 550.000 euros de la inversión total de 1,5 millones.

En concreto sobre la tarjeta, que se ha puesto en marcha en 2007, Sota ha destacado su "calidad y comodidad", ya que combina tres monederos para que el cliente pueda poder utilizar tres operadores de transporte diferentes bajo el mismo sistema de pago.

Por su parte, Robles ha asegurado que la tarjeta hace "la vida más fácil y barata" a los usuarios del ferrocarril y abre la posibilidad de tener un "transporte más cómodo y comprometido con el medio ambiente". También ha avanzado que este otoño la compañía va realizar un estudio de demanda entre sus usuarios, con el fin de continuar "la línea de mejoras" de los servicios y de los horarios.

Gómez Morante ha coincido en la importancia de la tarjeta, así como en el trabajo de coordinación entre las administraciones local, autonómica y nacional para "potenciar el transporte público y que beneficia a los ciudadanos de Torrelavega."

TARJETA

La Tarjeta sin Contacto se ha extendido en toda la línea de vía estrecha, desde Unquera a Gibaja, de oeste a este a lo largo de 145,9 kilómetros de recorrido ferroviario, de modo que se podrá beneficiar una población de 385.000 vecinos de los municipios incluidos dentro del área de influencia de este trazado, así como todos aquellos usuarios que opten por este medio de transporte público.

En la actualidad, dentro de Feve se ha pasado de tener equipamiento en 13 estaciones y apeaderos a tenerlo en 52; el total de las estaciones y apeaderos que se extienden a lo largo de la red de vía estrecha en Cantabria.

Según el Gobierno, transcurridos cinco meses desde su incorporación, los datos de utilización en Feve arrojan un balance de resultados muy positivo. Así, los clientes optan preferentemente por hacer uso del nuevo soporte para desplazarse en tren por la red ferroviaria, dato que confirma la excelente acogida de esta tarjeta universal.

VENTAJAS

La ventaja principal de la nueva tarjeta es la mayor flexibilidad, al no estar condicionada por un origen-destino o una zona de validez determinada. Con ello, los más de cuatro millones de clientes actuales, así como los potenciales, pueden realizar los viajes que deseen, pagando tan sólo el desplazamiento en cada momento con un único soporte para el billete.

La integración de Feve en la tarjeta ha obligado a que se sustituyan los actuales equipos de venta en ruta por otros nuevos. Todo esto lleva aparejada la creación de nuevos programas y líneas de comunicaciones para la coordinación de las incidencias de la nueva tarjeta con la Dirección General de Transportes y Telecomunicaciones de la Consejería de Industria del Gobierno de Cantabria.

Las principales áreas sobre las que se ha actuado son los sistemas de activación, venta y recarga de tarjetas sin contacto tanto en taquillas como en las máquinas autoventa de títulos de transporte.

También afecta a la instalación y puesta en funcionamiento de validadoras sin contacto en todas las estaciones y apeaderos de Cantabria no dotados de equipos de control de accesos; actuación que permitirá a todos los clientes de Feve que lo deseen utilizar la nueva tarjeta, con independencia de la estación o apeadero en el que accedan al tren o en el que finalicen su viaje.

Al igual que las máquinas de autoventa, todas las validadoras instaladas disponen de un sistema de interfonía conectado al Centro de Gestión de Operaciones, de forma que los clientes podrán comunicarse con el personal de Atención e Información al Cliente de Feve, durante todo el día los 365 días del año.

Con objeto de facilitar su uso e informar sobre la validación correcta de la tarjeta, Feve ha expuesto en todas las dependencias al público cartelería y avisos que detallan el procedimiento para su utilización. Así, la empresa recuerda que el cliente ha de validar el título de transporte tanto en la estación de origen como en la de destino para quedar registrada la tarifa correspondiente al trayecto recorrido. En caso de no hacerlo, el sistema automáticamente regulariza el importe aplicando la tarifa correspondiente al trayecto más largo.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.