El primer Plan de Actuación sobre Empresas con Riesgo de Enfermedad Profesional (Paere), anunciado en mayo por la Consejería de Empleo de la Junta de Andalucía para reducir la aparición de enfermedades profesionales y conseguir que afloren todas las patologías comunes vinculadas al trabajo, se pondrá en marcha después del verano.

Así lo anunció este viernes en Almería el titular andaluz del ramo, Manuel Recio, durante el acto de inauguración de las jornadas "Prevención de Riesgos Laborales en los Gobiernos Locales", enmarcadas en el convenio de colaboración que la Junta mantiene con la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP) para el desarrollo de acciones que fomenten la cultura preventiva en los ayuntamientos.

Recio destacó el "peso" que las administraciones locales tienen en la prevención tanto por su papel como empresas como por su influencia en los territorios, por lo que quiso aprovechar el foro para "presentar" un proyecto que tendrá, aseguró, "influencia directa" en los municipios, y que refleja la filosofía de la nueva Estrategia Andaluza 2010-2014 con ejes como el avance en la situación preventiva de los territorios al atender a las "actividades económicas predominantes en cada uno de ellos".

La detección y reconocimiento de las enfermedades profesionales para poder mejorar su prevención como otro de los objetivos fijados redundará, según auguró, en una mejora de la calidad del empleo y, por tanto, "en un paso más hacia esa recuperación económica que ya ha arrancado en Andalucía".

Recalcó, en esta línea, el "esfuerzo" de la Junta en la batalla contra la siniestralidad, con resultados muy satisfactorios", en cuanto a reducción de la misma, a lo largo de los últimos años, si bien matizó que "no estará plenamente satisfecho mientras la salud laboral no esté totalmente garantizada".

Según explicó el consejero andaluz, el Paere comenzará con una selección de todas las empresas andaluzas que hayan superado los límites de establecidos para cada grupo de enfermedad, en base a los datos de la Tesorería General de Seguridad Social. Una vez seleccionadas las empresas, se comunicará a cada empresa su inclusión en el programa, la finalidad de éste, los motivos de su inclusión y las acciones que van a desarrollarse.

A partir de ahí, se realizarán visitas por parte de los técnicos de Empleo para analizar los procesos potencialmente causantes de las enfermedades profesionales y, de acuerdo con la información recabada, se remitirá a la empresa un escrito en el que estén señaladas las medidas que han de adoptarse para mejorar la actuación preventiva con un plazo para su implantación.

Finalizado éste, se realizará una valoración de las medidas adoptadas para constatar, de este modo, si los riesgos han sido controlados. En caso afirmativo, el plan, pionero en el ámbito nacional, contempla la remisión por parte de la Junta de Andalucía de un informe a la Inspección de Trabajo.

Consulta aquí más noticias de Almería.