La portavoz del Consell, Paula Sánchez de León, ha insistido este viernes en pedir la suspensión cautelar de la Ley de Salud Sexual y Reproductiva e Interrupción Voluntaria del Embarazo, después de la admisión a trámite de los recursos de inconstitucionalidad presentados contra la norma, ya que, según ha remarcado, "no es una ley retórica, ni una ley que determine simplemente la naturaleza jurídica de una institución o que prohíba determinadas modalidades de caza, es una ley que afecta a la protección de la vida, a las mujeres gestantes y a vidas no protegidas".

Sánchez de León, que ha comparecido en rueda de prensa al término de la reunión del pleno del Consell, ha señalado que lo sucedido con la ley "nos confirma que no solamente estamos asistiendo a una crisis económica e institucional, como la que hemos vivido al hilo de lo que ha ocurrido con el Estatuto de Cataluña, sino también a una importante crisis de valores con la que queremos que la sociedad española encare el futuro".

Ha remarcado que las "graves consecuencias" de la entrada en vigor de la ley "justifican" su suspensión cautelar. "No es una ley retórica, ni una ley que determine simplemente la naturaleza jurídica de una institución o que prohíba determinadas modalidades de caza, es una ley que afecta a la protección de la vida, a las mujeres gestantes y a vidas no protegidas", ha aseverado.

Así, ha recordado que el Gobierno valenciano, a través de su vicepresidente tercero, Juan Cotino, y "ante la importancia del tema que se está abordando", ha dirigido un escrito a la presidenta del Tribunal Constitucional en el que solicita la suspensión cautelar de la entrada en vigor de la norma, prevista para el próximo 5 de julio, hasta que el alto tribunal se pronuncie sobre su constitucionalidad.

También le adjunta la Ley de Protección a la Maternidad impulsada por el Consell y aprobada por las Corts porque es "un referente nacional y puede ser un elemento importante de reflexión", ha indicado Sánchez de León.

Consulta aquí más noticias de Valencia.