El Consejo de Gobierno de la Junta de Extremadura aprobó este viernes el Proyecto de Ley de Impulso al Nacimiento y Consolidación de Empresas en la Comunidad Autónoma (LINCE), que se remitirá ahora a la Asamblea para su tramitación.

La ley convertirá a Extremadura en la comunidad donde "más ágil y más rápido se pueda abrir y consolidar una empresa", según ha destacado en rueda de prensa en Mérida tras la reunión del Ejecutivo regional la vicepresidenta Primera y Portavoz, Dolores Pallero, quien ha añadido que la nueva normativa significará "un antes y un después" en la burocracia empresarial en la región.

Ha explicado que la Junta no exigirá a los empresarios que deseen crear nuevas empresas requisitos ya acreditados por otras administraciones públicas, sino que ella misma los recabará "de oficio"; y ha añadido que la nueva normativa incidirá en la "simplicidad" de trámites y en el "silencio positivo" en favor del empresario.

Además, ha apuntado que, entre otras medidas, la ley establecerá la validez de los elementos telemáticos para la simplificación de trámites administrativos, y emplea la declaración responsable de los titulares de empresas durante los procesos burocráticos.

También suprimirá el requisito de la licencia comercial específica previa, y se emitirán de forma "simultánea" la declaración de impacto ambiental y la autorización urbanística, ha indicado Pallero.

Finalmente, la vicepresidenta Primera ha resaltado que con esta ley "se da cumplimiento" al "compromiso" del Ejecutivo regional relativo a la simplificación de los trámites burocráticos en la creación y consolidación de empresas en Extremadura, y ha augurado que la medida también contribuirá a "mejorar la creación de empleo".

Consulta aquí más noticias de Badajoz.