El secretario general de CiU y portavoz de los nacionalistas en el Congreso, Josep Antoni Duran i Lleida, ha lamentado esta mañana la muerte del socialista Félix Pons, al que considera "un buen presidente del Congreso" en sus diez años al frente de la institución (1986-1996).

En su nombre y en el del grupo parlamentario, Duran ha hecho llegar su pésame y apoyo a la familia del que fuera presidente del Congreso, por quien siempre ha tenido un "respeto y afecto especial".

"De hecho, nuestros vínculos venían de atrás ya que el padre de Félix Pons fue uno de los dirigentes demócrata cristiano de las Illes Balears", comentó Duran, líder de UDC.