El presidente del PP cántabro, Ignacio Diego, cree que el jefe del Ejecutivo autonómico, Miguel Ángel Revilla, se conformará con un "papeluco" que recoja alguna "promesa" sobre el AVE a la región y le saque de la "difícil situación" en la que "él sólo se ha metido" cuando amenazó con romper el pacto de gobierno PRC-PSOE si no se retomaba el inicio de las obras de la alta velocidad Palencia-Santander.

En opinión del líder de la oposición, el regionalista "se pasó de frenada" con los socialistas pero, como "sigue siendo rehén de su ambición", se habrá "arrepentido amargamente" y "en más de una ocasión" de ese "órdago" que lanzó hace casi dos meses, cuando se suspendió la colocación de la primera piedra del AVE a Cantabria.

En este sentido, Diego se preguntó quién va a dar la Presidencia a Revilla si rompe el pacto con el PSOE y en el "remoto" caso de que el PP se quede "al borde de la mayoría absoluta".

"Si rompe el pacto, como amenazó en un calentón, (Revilla) se quedará en el abismo y se tendrá que ir a su casa", reflexionó Diego en una rueda de prensa en la que hizo balance sobre el Debate sobre la orientación política, conocido como el debate sobre el estado de la región y que se celebró el lunes y el martes en el Parlamento autonómico.

Según dijo, el presidente cántabro y líder del PRC "obvió", durante su intervención en el debate, hablar de la "crisis" en la que el Gobierno lleva "sumergido" dos meses, ya que sólo se limitó a afirmar que esa crisis está "superada" y que el Ejecutivo PRC-PSOE llegará al final de la legislatura.

Ese mensaje de "unidad" del Ejecutivo demuestra que "Revilla sigue siendo rehén de su ambición", algo que el PSOE "sabe" y "hace valer", según Diego.

El líder del PP consideró en este sentido que en la reunión "secreta" que Revilla mantuvo recientemente con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, éste le recordó que preside Cantabria desde hace siete años "gracias" al PSOE, por lo que si rompe la coalición dejaría "en ridículo" a este partido, se le "acabaría el pactar con nadie" y se tendría que "despedir" de gobernar la Comunidad.

Amenazado por las encuestas

También cree que al regionalista "le amenazan las encuestas" ya que "sabe que el Partido Popular va a obtener la mayoría absoluta", aseveró.

Por todo ello, cree que el regionalista se conformará con una "promesa" sobre el AVE que le saque de la "difícil situación" en que está, un "compromiso" que, "en el mejor de los casos" supondrá "volver a tener lo que teníamos hace dos meses, que es lo mismo que teníamos hace dos años, y que en definitiva es nada".

Diego reiteró por último que Cantabria no tendrá AVE mientras siga el Gobierno PRC-PSOE y Rodríguez Zapatero al frente del Estado, ya que Revilla prefiere cambiar "un sillón" por un "vagón".

Consulta aquí más noticias de Cantabria.