Los sindicatos UGT-A y CCOO-A consideraron que a pesar de la bajada del paro en junio, los datos siguen siendo "preocupantes", ante lo que apuntaron que la reforma laboral "no creará empleo estable ni ayudará al cambio de modelo productivo".

En una nota, el sindicato UGT-A achacó la bajada del paro al inicio del verano como principal causa de dicha bajada, de forma que,

tal como ocurrió el año pasado, "ha disminuido el paro en junio y ya es el tercer mes consecutivo en 2010, debido fundamentalmente a las contrataciones realizadas en el sector servicios por la llegada del verano".

No obstante, apuntó que "hay que tener en cuenta la estacionalidad de la actividad y el carácter temporal del empleo", tras lo que recordó que la subida del desempleo en la agricultura se debe a la finalización de muchas campañas agrarias, como la de la fresa en Huelva o el espárrago en Granada y Jaén, y en el colectivo sin empleo anterior como consecuencia de la terminación del periodo lectivo que hace que muchos estudiantes se apunten a las listas del paro.

No obstante, el sindicato consideró que los datos "continúan siendo preocupantes, pues 866.935 trabajadores se encuentran todavía en las listas del paro y la contratación temporal vuelve a subir", tras lo que expresó su preocupación por las declaraciones "contradictorias" de miembros del Gobierno sobre la prórroga de la ayuda de 420 euros mensuales durante seis meses a los parados que han agotado las prestaciones y los subsidios, ya que estos trabajadores "están sufriendo de manera acuciante los efectos de la crisis".

Para UGT-A las soluciones a la crisis económica "no deben tener como objetivo único y prioritario la reducción del déficit público, sino la recuperación del crecimiento económico y del empleo, ya que sólo así es posible reducir dicho déficit".

El sindicato aseguró que la reforma laboral "es un ataque frontal a los derechos de los trabajadores porque no creará empleo, no ayudará a cambiar el modelo productivo, abarata y facilita el despido, privatiza la gestión del desempleo, abre la vía de la contratación de las ETT en los sectores en riesgo y en el empleo público y rompe la negociación colectiva y aumenta el poder de los empresarios".

"Las políticas y reformas que tratan de reducir los derechos de los trabajadores o aquéllas que suponen recortes de gastos sociales, no sirven para salir de la crisis, sino que las soluciones radican en reformar los mercados financieros y no en reformas laborales como ésta", agregó el sindicato, que justificó en estas razones la convocatoria de la huelga general para el 29 de septiembre.

Postura de ccoo-A

Por su parte, la secretaria de Empleo de CCOO de Andalucía, Nuria López, valoró el descenso del paro en junio, si bien advirtió de que la reforma laboral tiene "graves consecuencias" para las personas que están paradas debido al papel que se le otorga a las empresas privadas de colocación de "intermediarias" y de "entidades colaboradoras", y que "igualmente es perjudicial para aquellas que tienen un empleo".

"Prueba de ello es que en el breve tiempo de aplicación de la reforma se han destruido en España 9.510 contratos indefinidos, frente a los 8.981 que se destruyeron en el mismo periodo del año anterior", aseveró López.

En una nota, el sindicato mostró su preocupación por las repercusiones que la reforma laboral tiene tanto sobre las personas desempleadas como sobre las que tienen un puesto de trabajo, y ha lanzado una advertencia clara ante la "privatización" de los servicios públicos de empleo, debido al papel que se le reconoce a las agencias privadas de colocación de intermediarias y de "entidades colaboradoras" de los servicios públicos de empleo.

De esta forma, aunque CCOO "ha dejado claro que cualquier descenso en el número de personas desempleadas es positivo, no podemos dejar de advertir sobre las graves consecuencias de la reforma laboral en el mercado de trabajo". En ese sentido, la secretaria de Empleo se refirió a un dato concreto, el que indica que "el escaso tiempo de aplicación de la reforma, se han destruido más contratos indefinidos que en el mismo periodo del año anterior".

Para la organización sindical, la reforma laboral está permitiendo convertir en un "negocio la búsqueda de empleo, y en clientes de ese negocio, a los millones de personas que, por desgracia, engrosan en estos momentos las listas del paro".

CCOO lamentó asimismo que el Gobierno "abandone" a los trabajadores "cuando más necesitan de políticas públicas" y "haya consentido privatizar el desempleo, poniendo en bandeja a las agencias privadas de colocación con ánimo de lucro las políticas activas de empleo y las posibilidades de que las personas en el paro encuentren un trabajo".

En opinión del sindicato, esas políticas activas de empleo —orientación, formación, prácticas en empresas, fomento e incentivo a la contratación, escuelas taller, talleres de empleo o autoempleo— "son instrumentos fundamentales para que las personas que se encuentran en situación de desempleo puedan reincorporarse, lo antes posible, al mercado de trabajo en unas condiciones laborales adecuadas".

Sin embargo, la secretaria de Empleo denunció que ahora el gobierno con esa privatización "renuncia a fortalecer y mejorar los servicios públicos de empleo, en beneficio de las empresas privadas que, además de intermediarias, pasan a ser entidades colaboradoras de esos servicios".

CCOO aseveró que ante esta situación, "no permitiremos que el Gobierno juegue con los derechos de los trabajadores, ceda ante los que nos metieron en esta situación y escurra el bulto incumpliendo una de sus funciones prioritarias, garantizar que las personas encuentren un empleo lo antes posible y en condiciones dignas y de igualdad".

Por último, el sindicato hizo un llamamiento a todos los trabajadores, tanto activos como el situación de desempleo, para que participen activamente en la huelga general del 29 de septiembre.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.