La campaña promocional que la Junta de Castilla y León puso en marcha este año ha contribuido a que la venta de lechazo bajo la marca de garantía 'Tierra de Sabor' se haya incrementado en un 62 por ciento en los primeros cinco meses del año con respecto a 2009, según anunció la consejera de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente, quien ha visitado hoy la empresa cárnica Magnus, ubicada en la localidad zamorana de Arcenillas.

Para la consejera, "son unos datos magníficos", ya que se ha pasado de 1.300.000 kilos de venta a más de 3.600.000, con un dato más a añadir, como es que, entre los meses de mayo y junio, gracias a las promociones del lechazo de Castilla y León en la televisión y a las cadenas de distribución, se han triplicado las ventas", añadió.

Con esta campaña, según Clemente, "se ha conseguido también incrementar el precio de los lechazos para el ganadero, que era el fin último. En la medida que hay un mayor consumo de lechazos con etiquetado e identificación de su origen, los consumidores están dispuestos a pagar más por ese producto y los ganaderos adquieren un mejor precio por los corderos que venden", explicó.

De este modo, el precio de los lechazos se ha incrementado en un 10 por ciento, según los datos de la Junta.

Para la consejera, con estos resultados, es el momento de seguir trabajando. "Hay que conseguir más operadores comerciales -ahora tenemos 43- que trabajen con la marca Tierra de Sabor y más kilos etiquetados bajo la figura de calidad. Y esto es algo que es posible gracias a nuestra producción de lechazo", aseguró.

Romper la estacionalidad.

Otro de los objetivos alcanzados con esta campaña de la Junta ha sido "el poder romper la estacionalidad de la venta del lechazo, que se suele consumir en épocas muy concretas y de una única forma culinaria, como es asado", comentó Clemente. Con esta iniciativa, se ha conseguido impulsar el consumo en mayo y junio, un periodo donde, tradicionalmente, la demanda es menor.

El lechazo es uno de los productos estrella de la Comunidad, ya que se comercializa con un peso entre los 4,5 y los 7 kilos, tiene un máximo de 45 días y es alimentado exclusivamente con leche materna. Este producto tiene una destacada importancia para la agricultura y la ganadería de la región, como lo reflejan los cerca de 90 millones de euros que genera al año para el sector primario.

Además de romperse la estacionalidad e incrementarse las ventas del lechazo de Castilla y León, con esta acción promocional realizada en toda España se ha conseguido introducir esta carne en mercados como Cataluña y Andalucía, donde su presencia era escasa.

"Pusimos en marcha esta campaña, que está dentro de la política de estrategia que venimos desarrollando en relación con una marca de alimentos de la Comunidad, "Tierra de Sabor", para dar más fuerza a la salida de los alimentos de Castilla y León a los mercados nacionales e internacionales", recordó la consejera.

Consulta aquí más noticias de Zamora.