Agentes de la Policía Nacional han detenido en Madrid y en Alicante a los once miembros de una organización que pretendían destinar un cargamento procedente de Colombia con 125 kilos de cocaína ocultos en palmitos en conserva, con destino al puerto de Valencia.  

La investigación sobre un robo cometido en un piso de Alicante condujo a los agentes a la interceptación de la droga y a la desarticulación del grupo de narcotraficantes, dedicado también a robos con intimidación en viviendas.

Según informó la Policía, las investigaciones arrancaron a raíz de un asalto cometido por tres individuos disfrazados de basureros a punta de pistola en un piso de Alicante, en agosto del pasado año, en el que sustrajeron un reloj de oro y unos 4.000 euros a la víctima.

Los detenidos asaltaron varias viviendas, a raíz de lo cual se descubrió el tráfico de drogasLa Brigada Provincial de Policía Judicial (UDYCO) de Alicante logró identificar y detener en la localidad levantina a cuatro de los implicados, que presuntamente colaboraron con los autores materiales del asalto. Además, se realizaron dos registros domiciliarios en los que se intervino cerca de 3,5 kilos de hachís y una balanza de precisión, entre otros efectos.  

Las pesquisas llevaron también a la identificación de varios individuos de nacionalidad colombiana afincados en Madrid, presuntamente relacionados con el asalto. Asimismo, condujeron a atribuir al mismo grupo otro robo perpetrado el pasado 21 de mayo en un domicilio de la capital, en el que tres individuos entraron en la vivienda con una pistola eléctrica y una navaja, logrando apoderarse de varias joyas, equipos electrónicos  y cerca de 1.500 euros en efectivo.

Con motivo de los robos, la Policía Nacional destapó la actividad de narcotráfico a gran escala que operaba el grupo. Concretamente, las personas identificadas estaban esperando un barco procedente del puerto de Cartagena (Colombia), con destino al puerto de Valencia, cargado con un contenedor en el que se hallaban cuatro macutos camuflados con la partida de cocaína.

En ese momento, la Policía procedió a la inspección de la nave y la posterior intervención del alijo. Los cuatro responsables de recibir el cargamento fueron localizados y detenidos en Madrid. Posteriormente, el resto de integrantes de la red fueron también arrestados. En los dos registros realizados se han intervenido una pistola, un revólver, munición, tres pasamontañas y dos capuchas, guantes de látex y diversa documentación relacionada con el buque en el que se incautó la droga.

En cualquier lugar

La Policía Nacional esta acostumbrada a sospechar de cualquier lugar y contenedor como forma de transportar la droga. Cualquier objeto puede ocultar un alijo desde carritos de bebé, latas de fruta, guitarras eléctricas, dobles fondos en maletas, muñecas...