El Ayuntamiento de Logroño cuenta desde hoy con cuatro nuevos Puntos de Gestión Municipal, con los que se podrán realizar pagos y trámites sin necesidad de pasar por ventanilla, en un intento, según ha afirmado esta mañana la concejala de Nuevas Tecnologías, Sara Alba, "de acercar la administración al ciudadano".

Los nuevos Puntos tiene el mismo aspecto que un cajero automático, con el color granate institucional, con una gran pantalla, teclado, y espacios para introducir la tarjeta de crédito o de débito para los pagos, para recoger impresos o para contar con los recibos de los pagos.

Además, también hay espacios para colocar, en el futuro, la tarjeta ciudadana y para introducir billetes, sólo para recargar esta tarjeta, no para realizar los pagos municipales. Para su uso, se puede usar el teclado, el ratón o "lo que suponemos que será lo más utilizado, la pantalla táctil".

Alba ha detallado que "se trata de una fase más de lo que el Ayuntamiento de Logroño está invirtiendo en el plan de modernización de la administración local y en las nuevas tecnologías". En esta primera fase de los Puntos, "se contará con dos servicios, que se irán ampliando posteriormente".

En este sentido, ha apuntado que se pueden realizar, por el momento, todos los pagos dependientes del Ayuntamiento, siempre con las tarjetas de débito o de crédito, y se puede realizar "por ahora, los trámites más usuales y familiares para los ciudadanos", incluida la impresión de formularios "para que se lleven el papel en la mano".

"Lo que buscamos -ha proseguido la edil- es que la gente se acostumbre a usar el cajero, con los trámites más sencillos, los que ya están en la web municipal". Por el momento, los Puntos están en el ruedo del Ayuntamiento, en el Centro La Ribera, en la sede de la Policía Local en Ruavieja y en La Gota de Leche.

En la siguiente fase, que se va a desarrollar a lo largo del próximo año 2011, la intención es desplegar otros seis nuevos puntos "que queremos que decidan los ciudadanos". En esta primera fase, la inversión, tanto en terminales como en programa informático, ha sido de 58.000 euros; para los siguientes terminales, se prevén 55.000 euros.

Alba se ha referido también a la tarjeta ciudadana, que centrará en el futuro el uso de los cajeros, "y que es un proyecto complicado y de largo recorrido, porque hay que cerrar el software", si bien ha calculado que se podrán definitivamente en marcha "para finales de este año".

Consulta aquí más noticias de La Rioja.