El secretario de Empleo de CCOO de Asturias, Miguel Iglesias Ballina, ha señalado que el aspecto más negativo de los datos del paro es "el freno en la contratación estable, lo que se debe tanto a la estacionalidad que motiva las contrataciones de este mes como a la incertidumbre que genera la reciente reforma laboral"

El desempleo ha descendido en Asturias por cuarto mes consecutivo, y registra 75.044 desempleados, la cifra más baja en lo que llevamos de año. En junio, el número de parados se redujo en 4.353 personas, lo que representa un descenso porcentual del 5,48 por ciento, más del doble que el registrado en el conjunto del país (2,06%) y la reducción más intensa desde mayo de 2007. De hecho, Asturias registra la segunda evolución más favorable, tras Cantabria.

"La reducción del paro en este mes era previsible, dado que en junio habitualmente baja el desempleo por motivos estacionales, debido al repunte de las actividades propias del verano. De hecho, dos tercios del descenso se concentra en los servicios. Por tanto, no cabe atribuir esta reducción del desempleo a una recuperación estable de la actividad económica", señala Miguel Iglesias Ballina.

"No obstante -continúa el secretario de Empleo de nuestro sindicato- es destacable que la reducción del desempleo en Asturias suponga, en términos relativos, más del doble que en el conjunto del país, y sea la más intensa en los últimos tres años".

En la comparativa interanual, la cifra de asturianos en paro supera aún en 4.452 personas a la de junio de 2009, lo que representa un aumento del 6,31%, inferior, no obstante, a la media estatal (11,72%), y el más moderado en el conjunto de las Comunidades Autónomas.

Según Miguel Iglesias Ballina, "en términos interanuales se percibe una tendencia clara y continuada de desaceleración del incremento del desempleo que se mantiene ya desde septiembre de 2009, cuando se registraban 20.453 parados más que en el mismo mes del año anterior".

"El aspecto más negativo de los datos conocidos hoy es el freno en la contratación estable, que confirma la fragilidad del actual contexto laboral. Únicamente el 7,08% de los contratos formalizados en junio fueron indefinidos, una cifra inferior a la del mes pasado (8,51%) y a la de hace un año (7,49%); lo que se debe tanto a la estacionalidad que motiva las contrataciones de este mes como a la incertidumbre que genera la reciente reforma laboral, que, previsiblemente, sufrirá cambios en el trámite parlamentario para su conversión en ley", añade Miguel Iglesias Ballina.

Para el secretario de Empleo de CCOO de Asturias "se avecinan tiempos difíciles para el empleo tras el verano, como consecuencia del freno al consumo y de la ralentización de la actividad económica que supondrán los recortes presupuestarios públicos en inversión productiva, la reducción de los ingresos de empleados públicos y pensionistas y el incremento del IVA; sumado a una reforma laboral que favorece más el despido que la contratación".

Consulta aquí más noticias de Asturias.