Será en octubre de 2008 cuando 6.500 estudiantes estrenen el nuevo complejo universitario de la Hispalense en los terrenos de la Pirotecnia que acogerán la nueva Facultad de Derecho, Ciencias del Trabajo y, posteriormente, Ciencias de la Educación, como ya contó 20 minutos. Las obras arrancarán en octubre de este curso y costarán casi 43 millones de euros.

El edificio principal (antigua fábrica militar de munición de Pirotecnia) estará presidido por una gran biblioteca de tres plantas con capacidad para unas 2.000 estudiantes. Junto a ella, un salón de actos, un centro de documentación europeo, dos aulas de grados, dos secretarías y los decanatos.

La Torre del Reloj y la nave del andén irán destinadas a un comedor universitario de dos plantas.

Los nuevos edificios

Los aularios y los departamentos se ubicarán en dos nuevos edificios colindantes con la calle Ramón Carande (ahora ocupada por aparcamientos). Ambos estarán unidos en cada planta por pasarelas peatonales cubiertas. Tendrán cuatro pisos y dos subterráneos para 336 plazas de aparcamiento. En total, habrá unas 65 aulas, 295 despachos y área de seminarios.

Esta obra supondrá, además, la conformación del campus de Humanidades al llevar a la Facultad de Filosofía al Rectorado una vez que salga Derecho de allí. Comenzará también el proyecto para el edificio que concluirá la Pirotecnia: la futura Facultad de Ciencias de la Educación, que abandonará el inmueble obsoleto de S. Francisco Javier.