La Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ) ha aprobado este viernes, 2 de julio, por segundo año, un Plan Extraordinario de Apoyo al Empleo en municipios de la provincia de Zaragoza, destinado a financiar la contratación de personas desempleadas para la ejecución de servicios públicos de competencia municipal. Este año, a través del plan se crearán 951 contratos.

La institución provincial, debido a la situación económica por la que atraviesa el país y que afecta directamente a las localidades zaragozanas, impulsó el pasado año este plan por primera vez, contando con la colaboración de las centrales sindicales.

Según datos del Inaem, 19.786 personas de la provincia están en paro (dato a 30 de abril de 2010), registrándose las mayores cotas de desempleo en Calayud, Ejea, Utebo y Tarazona. Este plan tiene la previsión de contratar a 951 trabajadores.

El Plan Extraordinario de Empleo de la Diputación tendrá un presupuesto total de 8 millones de euros, repartidos entre 2010 (3 millones) y 2011 (5 millones), lo que supone el 70 por ciento del coste de la actuación. El resto será aportado por los ayuntamientos.

La contratación, que puede afectar a un millar de trabajadores, debe efectuarse para el desarrollo de las tareas no estructurales de los ayuntamientos y no debe servir para abaratar costes de sustituciones de trabajadores de la plantilla municipal ni para paliar las necesidades de nuevo personal para el desarrollo de los servicios municipales ordinarios.

Las nuevas contrataciones no podrán efectuarse con trabajadores que hayan mantenido relación laboral con el ayuntamiento en los tres meses anteriores a la puesta en marcha de este Plan Especial de Apoyo al Empleo.

Los contratos de empleados públicos deben realizarse atendiendo a los principios constitucionales de igualdad, mérito y capacidad; y a su vez responder a las especiales necesidades sociales de los destinatarios del Plan, por lo que los servicios sociales deben emitir informe previo a la contratación de los trabajadores.

Asimismo, los contratos laborales tendrán una duración mínima de un mes y máxima de doce meses, pudiendo iniciarse desde la fecha de adhesión al convenio de cada entidad local y finalizando el 30 de octubre de 2011.

ACTIVIDADES

Las actividades a las que podrán dedicarse los nuevos contratados serán programas de dinamización cultural y turística; vigilancia y mantenimiento de parques, jardines y zonas de especial protección medioambiental; actividades deportivas; proyectos de animación e información juvenil, servicios de mantenimiento y ejecución de obras o instalaciones publicas; servicios de biblioteca, documentación, archivo o museos y servicios relacionados con la salud pública y asistencia social.

Este año también se incluyen Servicios Medioambientales. Este nuevo tipo de trabajo, susceptible de ser utilizado por el ayuntamiento, consiste en asegurar al municipio la realización de una auditoria ambiental completa, de acuerdo a los especificaciones determinadas por la experiencia previa en otras instituciones, y centrada en el registro sistemático de la energía, recursos e instalaciones que posee cada entidad local.

Esta auditoria ambiental servirá de base, como requisito imprescindible, para que los municipios presentan la solicitud de ayuda a las inversiones contempladas en un futuro Plan de Eficiencia Energética.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.