Todos los integrantes de la plantilla de Artes Gráficas Toledo han presentado ante los juzgados de lo social de Toledo la solicitud de la extinción de sus contratos por falta de trabajo efectivo, tras haber denegado el juez de lo Mercantil el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que solicitó la empresa con indemnizaciones de veinte días por año trabajador con el máximo de doce mensualidades.

En nota de prensa, CCOO ha explicado que la demanda que han presentado los trabajadores conlleva indemnización de 45 días por año, con un máximo de 42 mensualidades.

Así ha indicado que para el acto de conciliación previo a la petición de la extinción de los contratos por falta de trabajo efectivo, estaban citadas hoy ante el Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación de las Junta de Comunidades de Castilla-La Manchas Artes Gráficas Toledo S.A.U y sus accionistas, las empresas italianas Mondadori y Pozzoni, cita a la que no han comparecido.

"Esto vuelve a evidenciar la actitud impresentable que vienen manteniendo los accionistas con los trabajadores y las trabajadoras de Artes Gráficas Toledo, que se encuentran en una situación de falta de trabajo efectivo por parte de las empresas matrices, tras llevar más de tres décadas trabajando en la Ciudad de Toledo" ha lamentado CCOO.

Ha criticado, asimismo, que otra vez más las empresas italianas han desechado una oportunidad para dar una solución a la "lamentable" situación que están viviendo 117 familias en Toledo desde abril de 2009, "por la actitud caprichosa de empresarios que demuestran no tener alma ni la más mínima sensibilidad".

No obstante, CCOO ha asegurado no mostrarse sorprendida ante la no comparecencia de las empresas, "pero sí indignada por el desprecio con el que están tratando a sus empleados", pues Artes Gráficas Toledo no se encuentra afectada por ninguna situación de crisis, "sino intencionadamente abandonada por las desmedidas ansias especuladoras de sus propietarios", ha concluido el sindicato.

Consulta aquí más noticias de Toledo.