CCOO ha achacado este viernes el descenso del paro en el mes de junio en Castilla-La Mancha a la estacionalidad, y ha dicho que habrá que esperar a la vuelta del verano para comprobar que la actividad económica se sostiene.

No obstante, en nota de prensa, el sindicato ha asegurado que los datos que aporta hoy el INEM son, "sin duda, una buena noticia. Suponen que en nuestra región, y en el conjunto del país, el saldo entre las personas que encontraron un empleo y las que lo perdieron es positivo".

No obstante desde el sindicato han matizado que esto suele ocurrir todos los meses de junio. "El de este año sólo registra un hecho muy especial: el pasado día 18 entró en vigor el decreto con la reforma laboral diseñada por el Gobierno; que es una caja de bombas contra los derechos de los trabajadores pero que no tiene ningún efecto sobre la creación de empleo, aunque sí en la forma en que se contrata".

Es la actividad económica, en este caso solamente estacional, la que genera contrataciones, en este caso claramente temporales. El 93,62% de los contratos realizados en junio en Castilla-La Mancha fueron temporales, ha explicado CCOO.

"Ese si es un primer efecto del decreto. Los empresarios han cerrado el grifo de la contratación indefinida, esperando aprovecharse los aspectos más negativos de la reforma", han lamentado.

Por ello, el sindicato ha señalado que habrá que esperar a la vuelta del verano para comprobar si la actividad económica se sostiene y emprende la senda para su recuperación. "Y habrá que esperar a la huelga general del 29 de septiembre para obligar al Gobierno a rectificar una reforma laboral que desarma de derechos a los trabajadores y refuerza el poder del empresario no para contratar más y mejor, sino para despedir a su antojo y muy barato".

Consulta aquí más noticias de Toledo.