El consejero de Presidencia y Justicia, Vicente Mediavilla; el rector de la Universidad de Cantabria (UC), Federico Gutiérrez-Solana; y la vocal del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Gema Gallego, han firmado este viernes un convenio que institucionaliza la realización de prácticas en juzgados y tribunales de la comunidad autónoma de alumnos de grado de Derecho y Relaciones Laborales.

Los estudiantes que se beneficien de este convenio serán seleccionados por la UC en función de la oferta de juzgados y tribunales. En concreto, será una comisión de seguimiento la que, cada año y en función de las necesidades formativas y la disponibilidad de los órganos judiciales, designará al alumnado, fijará las prácticas y encomendará los tutores.

También decidirá los contenidos, dónde hacer las prácticas —el acuerdo afecta a todos los órdenes judiciales— y el horario, que será de mañana. Por su parte, la duración de las prácticas la determinará la Facultad de Derecho.

Al respecto, el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria (TSJC), César Tolosa, explicó que el convenio institucionaliza "algo que existía" y que ahora "se asienta con normalidad y planificación", lo que conferirá "mayor rigor" a las prácticas, y por tanto, "mejorará la calidad" formativa.

Así, apuntó que el "voluntarismo" se convertirá ahora en una realidad que permita valorar la actividad práctica e implique el conocimiento de la realidad de la justicia "desvirtuada a veces" y el conocimiento práctico.

En este sentido también se pronunció Mediavilla, quien indicó que esta "instrumentalización" de las prácticas supondrá "una mejora formativa de los titulados" y una "mejora sustancial" de la profesionalidad.

Por su parte, Gallego manifestó que, como vocal del CGPJ, "no hay tarea más grata que contribuir a la formación, dar a conocer a futuros juristas la realidad judicial".

La colaboración entre las tres instituciones contribuye a la "cultura de la calidad", dijo, y apuntó al respecto que el Consejo General aboga por la "excelencia" y una forma de conseguirla es favorecer el intercambio de experiencias entre alumnos y magistrados.

"En mis 20 años de carrera, ha sido enriquecedor tener alumnos en formación para enseñarles la verdad de los juzgados y la realidad social, porque, como jueces, somos sujetos activos de la realidad social", apostilló.

Mientras, el rector agradeció el apoyo "continuado" del CGPJ, el TSJC y el Gobierno de Cantabria a los alumnos de Derecho y Relaciones Laborales, y consideró el convenio como un "paso consecuente" e importante en la formación práctica, puesto que la transmisión del conocimiento de los profesionales a los estudiantes es "fundamental".

En este sentido, señaló que la sociedad tiene que ser consciente de su responsabilidad en el proceso formativo "y por eso, todas las administraciones públicas deben colaborar en este proceso, y también los agentes privados", dijo.

Igualmente resaltó la importancia de "adelantar" la metodología docente que imperará en el futuro con la incorporación de prácticas y tutorías.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.