El Consejo Económico y Social (CES) de Jerez de la Frontera (Cádiz) ha informado este viernes sobre la entrega a la alcaldesa de la localidad, Pilar Sánchez, de un acuerdo plenario del 22 de junio por el que todos sus integrantes ponen sus cargos a disposición de la regidora socialista por la "nula atención y consideración" que el Ayuntamiento presta a este órgano, al que también "se le ha impedido" llevar a cabo informes en materia económica que son de su competencia.

En el acuerdo plenario, al que ha tenido acceso Europa Press, el CES califica de "insostenible" la situación a la que se ha llegado en los últimos meses. Por un lado, alude a la "errónea e inadecuada deriva" que, en su opinión, se está tomando por parte del Ayuntamiento en la formación y creación del futuro Consejo Social de la Ciudad, de competencia consultiva en materias socioeconómicas y que, "indudablemente, es el legítimo heredero" del CES.

En este sentido, el CES entiende que sería necesario abrir una "profunda reflexión y un análisis riguroso de esta cuestión" —la de la conformación del nuevo Consejo Social de la Ciudad— que la desvincularan de interpretaciones "escasamente rigurosas, simplistas y populistas hasta ahora utilizadas" y la centrara en la aplicación de la Ley Reguladora de Bases del Régimen Local y en la conveniencia de la ciudad, lo que "no impide al Ayuntamiento la creación de otros órganos con fines, denominaciones y composiciones diferentes, si lo considera oportuno".

IMPEDIMENTOS

Otro de los motivos argumentados para la adopción de este acuerdo, es la "escasa, por no decir nula, atención y consideración" que al CES se le ha prestado desde el Ayuntamiento en los últimos meses, asegurando que "se le ha impedido materialmente" llevar a cabo las tareas más importantes que tiene estatutariamente asignadas.

Entre estas tareas, citó la emisión de informes sobre materias económicas y sociales que se refieran de asuntos que afectan a toda o gran parte de la población y la emisión de un informe anual sobre la situación económica y social del municipio, el correspondiente al ejercicio de 2008 en este caso.

Asimismo, detalla una serie de cuestiones, como el hecho de que el CES presentara sus propuestas y aportaciones tras la aprobación del Reglamento Orgánico Municipal, de cuyo contenido y elaboración "no fue ni informado", sin que dichas alegaciones fueran "ni contestadas" por el Ayuntamiento.

También expone que, como es su obligación, el Consejo informó de las Ordenanzas Fiscales para 2010, de cuyas apreciaciones, sugerencias y cuestiones planteadas "no fue aceptada ninguna, ni explicada o refutada por el gobierno municipal", que hizo "como si el informe no existiera".

Del mismo modo, ha acusado al Consistorio de "incumplir" su obligación de remitir los presupuestos municipales al CES para su informe, como tampoco lo ha hecho con el denominado Plan de Viabilidad.

Finalmente, se señala que de las actuaciones llevadas a cabo o planteadas en el último año por el Ayuntamiento de repercusión en el ámbito socioeconómico —tranvía, inversiones del Plan E, Plan Urban, ampliación del aeropuerto, ente otras— "no ha llegado ninguna al Consejo para su conocimiento e informe".

Por todo ello, el Pleno ha acordado poner a disposición de la alcaldesa los cargos de los miembros del CES y paralizar todas las actividades en tanto perduren estas circunstancias.

Consulta aquí más noticias de Cádiz.