Emigrantes gallegos en Suramérica se muestran en desacuerdo con la reforma de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (Loreg) que restringe su participación en las elecciones municipales por considerarla "una injusticia" y una forma de "marginación" a "los españoles que viven fuera".

Ésta es la reacción que han manifestado a Europa Press tanto el secretario general del PSOE en Venezuela y ex senador socialista por Ourense, Cándido Rodríguez, como el presidente de la Federación de Asociaciones Gallegas de Argentina y portavoz del BNG en el país austral, Francisco Lores.

En primer lugar, el socialista ha lamentado el acuerdo alcanzado este miércoles por la práctica totalidad del Congreso de los Diputados para sacar adelante esta reforma y ha expresado su malestar con que se supriman derechos a "los hijos del exilio político y económico, a los que marcharon de España por necesidad". Lores ha suscrito estas palabras y, a mayores, ha reivindicado que los residentes ausentes "piensan y luchan por España y Galicia", por lo que dice no entender que se les trate "de forma tan indecente".

En cuanto al sistema de voto, Rodríguez Losada ha defendido que se instalen urnas en consulados y centros sociales de españoles en todas las localidades que cuenten con "más de 10.000 españoles" y siempre bajo la supervisión de interventores y representantes de las instituciones, "igual que en España", e incluyendo el voto rogado. Para el nacionalista, la papeleta ha de depositarse en los consulados, mientras que el voto rogado será la opción que utilicen los que no puedan acudir.

A mayores, el ex senador socialista se ha mostrado partidario de debatir que el derecho al voto se retraiga a aquellas personas que accedieron a la nacionalidad española por ser descendientes de emigrantes; mientras que el presidente de la Federación de Asociaciones Gallegas de Argentina ha rechazado este extremo al entender que "no debe haber diferenciación entre nacidos en España y descendientes", porque ambos tienen derecho a sufragio. MOVILIZACIONES

Ante las decisiones que se tomarán en España sobre el sufragio de la diáspora, el también presidente de la Cámara de Comercio Hispano-Venezolana ha apostado por mantener "una actitud prudente" antes de convocar manifestaciones como las que ya tuvieron lugar en Caracas y Buenos Aires. "Esperamos que se escuchen nuestras reivindicaciones y podamos aportar algo antes de la aprobación de la ley", ha subrayado, en relación con la normativa que estipula que debe ser oído el Consejo General de la Ciudadanía Española en el Exterior antes de aprobar cualquier texto legislativo que afecte al colectivo emigrante.

En cambio, el portavoz del Bloque en Argentina propone "tomar algún local" a fin de que se hagan oír las reclamaciones de los residentes ausentes y combinar este tipo de actuaciones con marchas en las que no se lleven "banderitas" sino "otras cosas". "Si no enseñas los dientes, no te hacen caso", arguye, para describir la propuesta de reforma como "una copia" del modelo "del General Franco". "No dejan votar, cuando el voto es la columna vertebral de la democracia", sentencia.

A continuación, ha extendido las críticas a su propia formación: "el BNG nos tiene abandonados, no quiere a los gallegos de aquí"; y ha lanzado también un mensaje a los grandes partidos —PSOE y PP—: "si hay corrupción en el voto emigrante es porque ellos compran agentes electorales y sacos de votos".

Finalmente, el líder del PSOE en Venezuela ha expresado su malestar por el trato que España dispensa a su colectividad emigrante, frente a lo cual destacó que países como Italia y Portugal han legislado "en favor" de su diáspora. "Los envidio, porque nosotros estamos siendo maltratados por el Gobierno en su afán de separar a los de allá de los de acá", lamenta, para proponer que "se aproveche el potencial de los emigrantes como embajadores de los productos españoles para revitalizar la economía y resolver la crisis".

Por último, después de que el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, llamase a los emigrantes a censarse en ayuntamientos gallegos para poder votar en las municipales, toda vez que la reforma de la Loreg excluye de estos comicios a los inscritos en el Censo Electoral de Residentes Ausentes (CERA) que no estén empadronados, Cándido Rodríguez entiende que actuar de este modo constituye "un fraude de ley".

Consulta aquí más noticias de A Coruña.