Así va a custodiar la Junta la información pública que posee –historiales médicos, expedientes judiciales, situación de los tributos del ciudadano– para evitar su pérdida en casos como el reciente incendio de la Torre Windsor de Madrid.

Es el proyecto Fénix (pionero en la Administración española) un sistema de seguridad informática que duplica en tiempo real los datos de la Administración pública, que quedan registrados en el Centro de Respaldo y Continuidad Informática de la Consejería de Innovación. Este sistema salvaguardará la documentación de 129 servicios esenciales en cajas fuertes ignífugas (blindadas contra el fuego). Además, las bombonas ubicadas junto a ellas (ver foto), al detectar indicios de incendio, empiezan a desprender un gas que impide la propagación. 

Los datos se están recopilando desde diciembre; ya contiene más del 50% y a final de año estará el 100%. Si hay problemas, se podrá recuperar la información de allí en 4, 12, 24 ó 48 horas, dependiendo de la prioridad que se le haya otorgado a la documentación.