La modelo María José Suárez ha perdido el bebé que esperaba, según recoge Hola.com, citando al representante de la sevillana, que ha confirmado que se encuentra "abatida" y se ha refugiado en su entorno más cercano. El padre del niño era el tenista Feliciano López.

El pasado mes de abril Suárez confirmó a la misma revista que estaba embarazada y que la ruptura con el deportista era definitiva. "Me he preguntado por qué no lo he dejado antes", aseguraba un par de meses después en un acto promocional.

La pareja firmó un comunicado el pasado mes de mayo en el que se comprometía "públicamente a no opinar sobre este asunto" a partir de dicha fecha. Durante los cinco años que el tenista y la modelo estuvieron juntos, hubo entre ellos hasta cinco rupturas temporales.