Sara Carbonero
Sara Carbonero a pie de campo durante un partido de la Selección española. EFE

La Asociación de la Prensa de Madrid ha defendido a su presidente, Fernando González Urbaneja, tras se calificado de "machista" por opinar que la presencia de la periodista Sara Carbonero en el Mundial de Sudáfrica era "un ejemplo de malversación de los valores del periodismo en una televisión".

La presencia Sara Carbonero es un ejemplo de malversación de los valores del periodismo en una televisión"Fernando González Urbaneja opinó sobre la gestión que Telecinco está haciendo de la joven periodista, situada detrás de la portería en los partidos del mundial que trasmite la cadena, en un encuentro de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) sobre la influencia de los medios de comunicación en la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres, en el que calificó de "especialmente deplorable" el tratamiento que las televisiones dan a la mujer.

La directiva de APM ha defendido la libertad de opinión de González Urbaneja y ha rechazado, por "intolerable, improcedente y totalmente fuera de lugar", la acusación de machista. Además, advierte que le preocupa el deterioro de las relaciones entre los periodistas, y denuncia que a esta crítica situación, se une la pretensión de algunos medios de imponer como norma el rumor, el ruido, el escándalo, la maledicencia, el asedio al derecho a la intimidad y a la libre opinión y la intromisión en la vida privada y familiar de las personas.

Un debate en boca de todos

Público y profesionales del periodismo han entrado en un debate que está en boca de todos y se han ido posicionado a favor y en contra del trabajo que está llevando a cabo Sara Carbonero, pareja sentimental del capitán de la Selección española de fútbol, Iker Casillas, como reportera a pie de campo en las retransmisiones de Telecinco en el Mundial de Sudáfrica.

Uno de los primeros en defender a la reportera fue el propio Iker Casillas. Pero también ha habido reacciones a las declaraciones de Urbaneja por parte de reconocidas profesionales de los medios. Es el caso de Ana Rosa Quintana, que comentó que "lo de Sara Carbonero" le parecía "el peor de los machismos", o el de Mercedes Milá, que mostró su solidaridad hacia la joven periodista.