Un incendio originado en la madrugada de ayer en su vivienda, ubicada en la calle Manuel Altolaguirre (Las Delicias), tuvo como origen la gran cantidad de residuos almacenados y se saldó con quemaduras en la cara y las manos de la propietaria. El Ayuntamiento había intentado contactar con la señora, pero nunca quiso abrir la puerta. Derivaron el caso a la Fiscalía.