Un juez impone al sindicato del Transporte en Nueva York una multa de un millón dólares por día de huelga

Un juez estatal neoyorquino ha impuesto al sindicato de los trabajadores del transporte (TWU, por sus siglas en inglés) una multa de un millón de dólares por cada jornada de huelga en la red de transporte público en Nueva York.

Esta ciudad estadounidense afrontaba este martes la primera jornada de huelga en el transporte público de los últimos 25 años, lo que ha afectado a unos siete millones de usuarios.

Cuando el sindicato anunció la convocatoria de la huelga, un juez de la Corte Suprema de Nueva York dictó un auto en el que prohibía a los trabajadores paralizar el transporte si no llegaban a un acuerdo sobre su convenio colectivo con la Autoridad Metropolitana de Transporte (MTA), de titularidad pública.

Según una ley del Estado de Nueva York, los empleados públicos tienen prohibido hacer huelga, por lo que podrían ser castigados con distintas sanciones que van desde la retención de dos días de salario por cada jornada de ausencia hasta una pena de prisión.

El lunes, el mismo juez, Theodore Jones, ante la constatación de que el sindicato ha violado su prohibición, le impuso una multa de un millón de dólares por cada día que dure la protesta.

En los últimos días, tanto el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, como el gobernador, George Pataki, han ejercido una dura presión contra la huelga bajo la amenaza de que tanto el sindicato como los huelguistas podían ser multados.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento