Los consejos de administración del Banco Sabadell y del Banco Guipuzcoano han sellado este viernes la primera fusión de la banca mediana en el actual marco de reestructuración financiera en España. La fusión supone incorporar el Banco Guipuzcoano al Grupo Banco Sabadell, una operación que el banco catalán abonará a través de un intercambio de acciones, con una OPA, y por la que los accionistas del banco vasco entrarán con dos puestos en el consejo de administración del Sabadell.

La fusión con el Banco Guipuzcoano culminaría 16 años de políticas de compras o fusiones por parte de la entidad catalanaEl canje que se ofrecerá a los accionistas de Banco Guipuzcoano son cinco títulos de Banco Sabadell y otras cinco obligaciones necesariamente convertibles con vencimiento a tres años por cada ocho acciones ordinarias, del banco vasco. Además, por las acciones preferentes sin derecho a voto del Banco Guipuzcoano recibirán una acción ordinaria adicional, según consta en la información difundida por el banco catalán.

Esta fusión no pedirá ayudas al Fondo para Reestructuración y Reordenación Bancaria (FROB), como también ha hecho La Caixa al anunciar la fusión por absorción con Caixa Girona. La fusión con el Banco Guipuzcoano culminaría dieciséis años de políticas continuadas de compras o fusiones en las que un pequeño banco con sede en Sabadell (Barcelona) ha acabado por convertirse en el cuarto grupo bancario español, tras la incorporación del banco guipuzcoano, con unos activos de 94.000 millones de euros.

Esta fusión no pedirá ayudas al Fondo para Reestructuración y Reordenación BancariaEl Guipuzcoano, que ha dado por aceptada la oferta, ha informado, en un comunicado, de que la opa está condicionada a la modificación por parte de su Junta General del artículo 19 de sus estatutos sociales, con el objeto de eliminar el límite del 10% del derecho de voto del capital social, así como a la aceptación de la oferta al menos por el 75% de las acciones. Para aprobar dicha modificación estatutaria la Junta del Banco Guipuzcoano se reunirá el próximo 18 de septiembre.

El consejo del Banco Guipuzcoano ha valorado la integración de ambas entidades, con la que se "anticipan a un futuro sectorial incierto, en el que el tamaño de las entidades financieras será fundamental". Por su parte, para el presidente de Banco Sabadell, Josep Oliu, el Banco Guipuzcoano "es una entidad idónea para integrarse" en su grupo por "su parecido enfoque comercial y porque consolida la implantación del grupo Banco Sabadell en el norte de España".