Música gótica y buen rollo en la fiesta del Parlamento

La Cámara gallega cumplió ayer 25 años. Asistieron los cuatro presidentes que ha tenido la Xunta y un centenar de personas nacidas en el año 1981.
Los niños cantores de la Orquesta Sinfónica de Galicia cerraron la sesión en el Parlamento.
Los niños cantores de la Orquesta Sinfónica de Galicia cerraron la sesión en el Parlamento.
EFE
El Parlamento de Galicia celebró ayer su 25 aniversario con un público heterogéneo. Los tres presidentes que antecedieron a Emilio Pérez Touriño al frente de la Xunta y un centenar de compañeros de generación de la Cámara gallega fueron algunos de los asistentes.

El Pazo do Hórreo acogió una sesión extraordinaria en la que hubo más lírica de lo que suele ser habitual en un pleno. Las broncas entre los parlamentarios de los diferentes grupos dejaron paso ayer a un clima de concordia y a un ambiente festivo.

Además de a los portavoces parlamentarios, en el hemiciclo se escuchó ayer la música gótica de Francisco Gamallo e Ignacio López y a la soprano Teresa Novoa.

La presidenta de la Cámara, Dolores Villarino, recordó que la esencia de los parlamentarios «es crear condiciones para que el diálogo, a menudo, sea posible». En la tribuna de invitados estaban también los anteriores presidentes de la Mesa del Parlamento, con la excepción del ya fallecido Antonio Rosón. Una escultura de Fernando Blanco conmemora desde ayer en los jardines del Pazo do Hórreo el aniversario del Parlamento gallego.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento