Trabajos sin humo, menos en los bares

Uno de los aspectos más sensibles de la ley antitabaco es la prohibición total de fumar en el trabajo.
Durante su tramitación, diversos colectivos y partidos políticos han intentado en balde introducir la posibilidad de crear zonas especiales para echar un pitillo. Los fumadores que no puedan reprimirse en el trabajo tendrán que darse al vicio al aire libre.

Sin embargo, aquellos que amen su vicio más  que su oficio tienen un resquicio en la ley para trabajar con el cigarrillo en los labios. Pueden emplearse en locales donde se admiten las zonas para fumadores como hoteles, estaciones, aeropuertos, teatros o aspirar a ser camareros en un bar de menos de 100 m2.

Paradójicamente, la norma permite fumar en este tipo de locales cuyos propietarios opten por tolerar los malos humos, sin especificar nada de los empleados.

En el resto del panorama laboral, a partir del 1 de enero quedará prohibido fumar. Ya no vale esconderse en despachos, salas de café cuartos de baño. Sólo las azoteas, balcones y otros espacios del recinto al aire libre están abiertos al humo y la nicotina.

Si usted no quiere abandonar el cigarrillo ni convertirse en camarero, puede recuperar hábitos del pasado como esnifarlo en forma de rapé o mascarlo como los vaqueros del Lejano Oeste.

Próxima entrega....otros países

Dinos... qué frases ‘echan humo’

Cuéntanoslo en... nosevendecartas@20minutos.es  o en nuestra sección de comentarios

  • Fumar en el curro provoca multas
Da igual el buen rollo entre compañeros o que el jefe sea comprensivo, las salas de fumadores están vetadas. Crearlas supone una infracción grave de la empresa que se sanciona con multas que oscilan entre los 601 y los 10.000 euros. Si un empleado enciende un cigarro, incurre en una infracción leve multada con 30 euros la primera vez y de entre 601 y 10.000 si acumula tres ‘pilladas’. Pero en este supuesto, la empresa también comete una infracción grave por permitir fumar al empleado.
  • Quieren dejarlo

Jaime Quintana

«Ya lo he intentado antes y no funcionó, así que para dejarlo creo que lo mejor será  no llevar nunca  tabaco encima».

Marta García

«Aunque en la actualidad fumo, logré dejarlo durante un año y medio. He decidido que cuando cumpla los 30 lo dejaré del todo».

Andrés Serrano

«Probé con la acupuntura y engordé demasiado, así que ahora lo intentaré con los parches de nicotina».

NOTICIAS RELACIONADAS
  • Preguntas y Respuestas: la nueva Ley
  • No habrá subvenciónpara desengancharse
  • Los empresarios, en profundo desacuerdo
  • Fumadores: de héroes de cine a apestados
  • ESPECIAL: 2006 el año antitabaco
  • Encuesta: ¿Ves bien prohibir fumar en los bares?
  • Sanidad espera que se respeten las zonas sin humo
  •  
    Mostrar comentarios

    Códigos Descuento