El 60% de los mayores vive con menos de 513 euros al mes

Son más de 845.000 en toda la región: el 20% vive sin compañía, el 10% de ellos carece de afecto, ocho de cada diez habita en infraviviendas...
José Luis Fernández.
José Luis Fernández.
Sergio González
Solos, sin apenas atención ni afecto, sedentarios, con sobrepeso y con ingresos por debajo de 513 euros, el salario mínimo interprofesional vigente. Esa es, a grandes rasgos, la radiografía de los mayores de la Comunidad de Madrid, un colectivo que en 2006 representará el 16% de los habitantes de la región y que se convertirá, además, en un apetecido segmento de la economía por sus previsiones de crecimiento.

En la actualidad, 845.356 personas mayores de 65 años residen en Madrid, según un estudio del PSOE con datos del INE de enero de 2004. Un 25,6% de esa población, es decir, 216.411, tiene más de 80 años, y alrededor de 250.000 tiene algún tipo de discapacidad. Pero hay más: El 60% de los mayores recibe pensiones inferiores al salario mínimo interprofesional. El importe mensual de las pensiones no contributivas es de poco más de 263 euros para 30.000 jubilados de la región.

La desatención y la falta de afecto la padecen el 10,4% de los mayores y el 81,3% vive en pisos sin condiciones adecuadas.

Cada año se incrementa el número de pensionistas fallecidos en soledad. Según el PSOE, el 20%  no tiene a nadie y cada cuatro días y medio muere una persona mayor sola.

Centros de día

El panorama no es mejor en cuanto a la ayuda a domicilio, la teleasistencia o los centros de día. La lista de espera para éstos últimos supera las 1.300 personas. El índice de cobertura en la región es del 0,7%, y en Cataluña, del 0,95%. Según el PSOE, 20.000 mayores esperan una plaza  en una residencia pública.

La experiencia de dos pensionistas 

José Luis Fernández

«Desde los 12 años no he dejado de trabajar»

José Luis Fernández camina dos horas diarias. Es una cita a la que no falta, porque cree que el ejercicio debe ser una práctica fundamental, y más a su edad.

Este hombre afable y de andar suave comenzó a trabajar cuando tenía doce años. Lo hizo hasta los 65 (era propietario de una pastelería), y desde entonces la vida no ha hecho más que cambiar.

José Luis procura estar siempre activo. Suele  dar  largas caminatas, muchas veces acompañado del perro de su nieta Almudena, Tobi, que se ha convertido en un compañero fiel.

«Lo importante», dice, «es no quedarse en casa, hacer actividades, como por ejemplo caminar, disfrutar de los nietos y procurar siempre ir a los centros de día».

Bio

Nació en Valladolid y tiene 77 años. Está casado y vive con su familia. Disfruta mucho de su nieta Almudena, de diez años.

María Paz Villalba

«Veo la  jubilación con mucho optimismo»

«Veo la jubilación con mucho optimismo. Yo era profesora de bachillerato y también daba clases a alumnos de la ESO, que eran insoportables, lo mismo que sus padres. Para mí ha sido un descanso, estoy mucho más tranquila, porque después de tantos años en la eñseñanza he visto que los jóvenes han ido a peor».

Lo dice María Paz Villalba, mientras pasea por la calle con su perro Ruski. Han pasado dos años desde que se jubiló y lejos de preocuparle esta nueva etapa en su vida, la disfruta a plenitud.

A pesar de que nació en Valencia, lleva muchos años residiendo en Madrid. Es soltera, vive con su hermana y su gran pasión es la paleontología. Investiga sobre los erizos de mar fósiles y es colaboradora honorífica en la Complutense.

Bio

Tiene 67 años. Le gusta dar paseos con su perro y no hace más ejercicio porque lo tiene prohibido por prescripción médica.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento