Bodas homosexuales en Irlanda del Norte
Shannon Sickels y Grainne Close, a su llegada al Ayuntamiento de Belfast. (EFE) Paul McErlane / EFE

Otras dos parejas, una de mujeres y otra de hombres, siguieron el lunes su ejemplo en la capital norirlandesa, al beneficiarse de la nueva la ley de uniones civiles británica, que concede a las parejas del mismo sexo los mismos derechos y responsabilidades que a los matrimonios heterosexuales, aunque a diferencia de lo que ocurre en Bélgica, Holanda, España y Canadá, la unión no se llamará 'matrimonio'.

En media hora  

Un centenar de amigos y familiares de las novias asistieron a la ceremonia, de apenas 30 minutos, que se celebró en el Ayuntamiento de la capital del Ulster, el bastión del protestantismo más conservador del Reino Unido.

A su llegada al edificio consistorial, la pareja fue recibida por grupos de simpatizantes y detractores, una imagen que se repetirá a lo largo del día, cuando la otras dos parejas homosexuales contraigan matrimonio.

Agradecimiento a los activistas

Antes del enlace, Close, trabajadora social de 32 años, declaró a la prensa que se "sentían muy privilegiadas", mientras que Sickles, escritora de 27, agradeció el trabajo y coraje de activistas de derechos humanos.

"Con todo esto, nosotras intentamos demostrar que tenemos la opción de que se reconozcan, respeten y protejan nuestros derechos civiles", dijo Sickles, que iba de blanco. "No estaríamos aquí -continuó- si no fuese por el duro trabajo efectuado por los muchos activistas gays e individuos de la comunidad homosexual, por lo que nos sentimos privilegiadas y bendecidas. Se lo dedicamos a ellos".

Irlanda del Norte fue la última región del Reino Unido en despenalizar la homosexualidad

Irlanda del Norte fue la última región del Reino Unido en despenalizar la homosexualidad, hace tan sólo 23 años. No hace mucho, en el mismo lugar donde se casaron hoy Sickles y Close, el reverendo Ian Paisley, el político más votado de la provincia, desarrollaba una campaña para Salvar al Ulster de la Sodomía.

Sigue Elton John

Entre las bodas que están previstas para esta semana, ya en otros territorios del Reino Unido como Escocia e Inglaterra, destaca la del cantante Elton John, quién se unirá a David Furnish.

Singular es el caso de Roger Lockyer, de 77 años, y Percy Steven, de 66, llevan 39 años esperando para 'oficializar' su relación. Esperan estar los primeros de la cola el próximo miércoles , frente a la oficina de registro de uniones civiles de Westminster.

La ley evita llamarlo matrimonio

En el Reino Unido la nueva ley dota de los mismos derechos a las parejas homosexuales que a aquellas heterosexuales que han contraído matrimonio, pero sin embargo evita emplear el nombre "matrimonio" para las uniones gays.