Ambos colectivos destacaron que los empresarios han realizado en la mayoría de los casos "grandes inversiones" que no han sido amortizadas y consideraron "crucial" la "merma" de ingresos que sufrirán como consecuencia del incremento impositivo.

"En Castilla y León, desde que comenzara la crisis, han desaparecido casi 300 hosteleros", aseguraron Cecale y Feacyl en un comunicado de prensa recogido por Europa Press.

Actualmente, según datos del Ministerio de Trabajo, y a pesar de las altas registradas con motivo de la campaña estival, en Castilla y León el número de empresarios autónomos del sector de la hostelería (23.226) está muy por debajo del que se registró en 2008 (23.499).

Así, según las estimaciones realizadas por los colectivos, las pérdidas para los pequeños empresarios autónomos serán "cruciales" para sus negocios, a lo que habrá que "sumar" las grandes inversiones que tuvieron que realizar los empresarios autónomos para aclimatar sus locales a la norma que entró en vigor hace "tan sólo tres años".

"Esta situación, que lejos de una recuperación económica, se complicará con la subida del IVA y de las tarifas eléctricas y que asfixiará a muchos autónomos, que posiblemente se verán obligados a cerrar sus pequeños negocios cuando finalice el verano", señalaron los colectivos.

Ante esta situación, tanto desde Cecale como desde Feacyl expresaron su "malestar" al entender que la nueva norma Antitabaco "debería de haber venido en su momento, y no ahora".

Consulta aquí más noticias de Valladolid.