Después del olvido de algunas conducciones de gas, la remodelación de algunas zonas, caso de la calle Miguel Soler (foto), entra en la recta final. Estos días se termina de poner a punto la pequeña pero transitada vía peatonal, que irá adoquinada, con lo que quedará vistosa y funcional. Los transeúntes pueden caminar por la calle, pese a que todavía no han finalizado los trabajos de revitalización. Una capa de cemento cubre la vía, a la espera de que concluya el pavimentado.