Zapatero durante su intervención (EFE)
Zapatero durante su intervención (EFE)
Zapatero participó en un acto organizado por el PSOE en Torrejón de Ardoz en el que anunció que el Consejo de ministros del viernes aprobará el anteproyecto de ley de Dependencia y que el superávit de la Seguridad Social en 2005 será de 10.000 millones de euros.

El jefe del Ejecutivo se refirió al acuerdo de Bruselas sobre el presupuesto de la UE para agradecer el apoyo recibido de todo el mundo, e, irónicamente, dijo que ese agradecimiento lo extendía al PP por todo lo que le ha apoyado.

"Lo mismo que cuando llamaron pedigüeño a Felipe González, y logró los fondos de cohesión para España, cuando yo negociaba esta semana, dijeron una burda mentira de que entregaba los fondos por la OPA que les tiene tan preocupados y les molesta tanto", dijo en alusión a la presentada por Gas Natural sobre Endesa.

No obstante, insistió en dar las gracias a los dirigentes del PP porque "resultan tan poco creíbles y son tan insólitos sus argumentos en Europa, tanto con la OPA como con el pedigüeño, que lo único que han conseguido es dar fortaleza al Gobierno en la negociación".

Una negociación que destacó que ha desembocado en un acuerdo en el que España ha mantenido los fondos de cohesión y ha conseguido un fondo exclusivo de 2.000 millones de euros para el impulso de la investigación.

Y luego van de patriotas por la vida... patriotas de hojalata

"Y luego van de patriotas por la vida...patriotas de hojalata", dijo Zapatero ante la actitud del PP para subrayar posteriormente que ser patriota significa defender los intereses de España y ponerlos por encima de cualquier interés partidista.

Añadió que un proyecto patriótico "es el que cumple y pone por delante la voluntad de los españoles a la de los poderosos, aunque estos sean -precisó- los Estados Unidos y el señor Bush".

"El patriotismo es convocar al entendimiento entre pueblos e identidades, entre lenguas y culturas, respetar a todos y pensar y practicar que todos de igual manera defendemos y luchamos por España, y, especialmente, aquellos que durante tanto tiempo lucharon por traer la democracia a nuestro país", añadió.

Zapatero se refirió a las declaraciones de ayer del líder del PP, Mariano Rajoy, en las que consideró que algo le pasa al jefe del Gobierno al aceptar un acuerdo como el cerrado en Bruselas.

"Lo que me pasa se lo explico cuando quiera, pero lo importante no es lo que me pase a mí o al señor Rajoy, sino lo que le pasa a los ciudadanos", añadió Zapatero, quien ante las peticiones de los asistentes al acto de que diera "caña" al PP, señaló: "no hace falta".

Además, invitó a recibir con sonrisas los anuncios del PP de que van a pasar cosas graves en España porque "el tiempo juega en su contra" y "sus antecedentes los delatan", momento en el que se preguntó "dónde está toda la basura que intentaron sembrar sobre la tragedia del 11-M".

"Mentiras y patrañas para tapar sus engaños", se respondió a sí mismo el presidente del Gobierno, quien dijo que si los socialistas no tienen miedo a la verdad, "menos van a tenerlo a las mentiras del PP".

El verdero portavoz del Gobierno de Aznar era Urdaci

Al hilo de ello, elogió la labor que desarrolla la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, (presente en el acto), de quien dijo que es una muestra de "honestidad y responsabilidad y una persona comprometida con España y con la verdad".

Tras subrayar que "la cara es el espejo del alma", invitó a comparar la labor de Fernández de la Vega como portavoz con las de los portavoces del Gobierno del PP, de los que irónicamente dijo que fueron "todo transparencia y verdad" y a los que acusó de engañar a los ciudadanos.

No obstante, tras recordar la labor de Pío Cabanillas y de Javier Arenas (quien fue ministro de la Presidencia pero no portavoz), Zapatero señaló que el verdadero portavoz del Gobierno de José María Aznar "era Urdaci", en referencia al ex director de informativos de Televisión Española.

NOTIICAS RELACIONADAS