Carne preparada para la venta
Carne preparada para la venta 20 MINUTOS

Así lo certifica un estudio realizado en el Reino Unido que ha comparado las dietas de más de 3.000 niñas de hasta 12 años de edad. Los resultados muestran que el alto consumo de carne está fuertemente asociado a una menstruación precoz, tal vez debido a un adelanto en la pubertad.

La obesidad también puede influir en las hormonas

En los últimos años la edad a la que se inicia el periodo se ha visto disminuida drásticamente, lo que ha llevado a estos investigadores a afirmar que se debe a una mejora en la nutrición y a un incremento en los casos de obesidad, los cuales tienen un impacto en las hormonas.

Después de comparar las dietas de las niñas a los tres, siete y 10 años, los investigadores han concluido que el consumo de carne en los primeros años de la infancia adelanta la llegada del periodo. Los expertos subrayan que no hay necesidad de que las niñas pequeñas reduzcan su consumo de carne.

En los últimos años se ha explicado la anticipación del periodo en función de la talla corporal de la niñas, sin embargo "Este vínculo no está relacionado a una talla corporal más grande sino que podría deberse a un efecto más directo de las proteínas en la dieta sobre los niveles hormonales del organismo", señaló el doctor Ken Ong, endocrinólogo pediátrico del Consejo de Investigación Médica del Reino Unido.