Inés Ballester
Inés Ballester, una cinéfila hasta la médula. Archivo

Cinéfila hasta la médula, la presentadora valenciana Inés Ballester se incorporó a principios de año a Cine de barrio para darle un lavado de cara al mítico espacio de La 1, pero sin dejar de lado su esencia.

¿Por qué el cine español está tan denostado?
Creo que se ha hecho y se hace mucho cine español que no se ha valorado, sigue siendo una asignatura pendiente. Por desgracia, en los últimos años nuestra cultura ha sido más de cine americano, pero proporcionalmente se hacen más películas malas de cine americano que de cine español.

¿Qué tal con Carmen Sevilla? ¿Es tan distraída como parece?
Es muy despistada: dice una cosa por otra y se queda tan tranquila (risas). Pero tiene otras cosas muy buenas y la gente la quiere. Su gran virtud es troncharse de risa la primera cuando se da cuenta de que ha metido la pata.

¿Echa de menos madrugar?
A mí me cambió la vida Las mañanas y he seguido con ese hábito de levantarme temprano. Soy mucho más feliz tomándome el café solita en casa con mis periódicos mientras veo a Ana Pastor.

¿Qué ganó durante su etapa en 'Las mañanas'?
Oficio, experiencia, amigos... Hubo un momento en el que éramos líderes y nunca nos lo hubiéramos creído porque hacíamos el programa con unos recursos inferiores a los de la competencia. No olvidaré cuando Karlos Arguiñano nos dejó, porque él era mi baza.

Pero se metió en la cocina…
Sí y resultó ser una bomba. Nos llamaron de muchos sitios y las teles de todo el mundo nos copiaron. Al final la imaginación también es importante, y cuando conectas con el público, la gente te responde.

Estará más tranquila lejos de la guerra de las mañanas.
Aquí tampoco hay que bajar la guardia. A raíz del nuevo modelo de financiación hay que trabajar con un presupuesto más limitado, así que habrá que ver qué se quiere hacer y qué televisión sale de esto. Me gustaría aprovechar el momento para arriesgar.

¿Qué proyectos tiene ahora mismo sobre la mesa?
Estoy negociando con TVE para presentar un concurso cultural, pero todavía no hay nada firmado. Me he dado cuenta de que se me ve como alguien con muchos perfiles diferentes, y eso me gusta.

¿Dónde se ve en diez años?
Mi vida está llena de muchas cosas, no sólo de televisión. Posiblemente descubriría mucho más la radio. Es muy apetecible volver al medio en el que empiezas. Además la radio es muy bonita. El tiempo corre menos deprisa que en la tele y hay más espacio para la charla. Son lenguajes diferentes.

BIO: Nació el 28 de septiembre de 1958. Inició su carrera en la SER y luego entró como cronista y parlamentaria en TVE. Ha trabajado en Las mañanas de Informe Semanal.

  • La 1. Sábados, 18.45 h.